Yo firmé

Por Leonardo Silva Pinasco. Porque tengo el convencimiento que lo que establece nuestra Constitución es cierto, o al menos, firmé para que se cumpla. Me refiero al principio de que somos todos iguales ante la ley y que las únicas diferencias que deben existir entre las personas son debido a nuestros talentos y virtudes, y no por haber tenido la suerte de nacer cerca de Montevideo o en cuna de oro.

No quiero morir de un ataque al corazón teniendo la posibilidad de ser salvado aquí mismo, en esta región. No quiero que ningún familiar, ser querido o conocido muera por esa misma patología cardíaca, pues nadie está libre, y ojalá nadie más muera por un ataque al corazón o alguna cardiopatía que se complique.

Ya están las instalaciones, está la tecnología y el elemento humano técnico a nuestra disposición, en lo que se ha ido avanzando paso a paso, año tras año por la sociedad médica que ha hecho una inversión millonaria. Pero dejemos de seguir mirando por lo que otros ganen o dejen de ganar, dejemos de lado argumentos tan mezquinos como retrógradas que solo miran el vil metal cuando en realidad se trata de salvar vidas humanas.

Me encanta Montevideo, pero detesto el centralismo. Lo comprendo, pero no lo comparto. No entiendo a aquellas personas que en una actitud netamente anti artiguista siguen apostando por ir a morir a la capital, cuando una mejor opción es vivir en el interior de este hermoso país.

Por eso firmé el lunes en la sede del diario El Pueblo. Al que aún no firmó, lo seguimos esperando.

Be the first to comment

Deja un comentario