Tarea cumplida

Por Leonardo Silva Pinasco. Después de tantos años de lucha, de idas y de venidas pero por sobre todo, de muchos sinsabores, se puede decir con total orgullo a estos titanes que emprendieron la lucha desigual contra el centralismo que impera en nuestro país, tarea cumplida: se logró el IMAE Cardiológico para el norte del país.

No sería para nada temerario si afirmásemos con total convicción que gracias al empuje proveniente particularmente de Salto (y del resto de la región litoral oeste), también se consiguió un segundo IMAE para el norte del río Negro, en Tacuarembó, tras los anuncios del ministro Jorge Basso -hombre que pasará a la historia por sus contradicciones y por la defensa a ultranza de las corporaciones médicas capitalinas- realizados públicamente en el llamado al Parlamento que se le realizó el pasado 21 de febrero sobre que no estaba de acuerdo con seguir habilitando Institutos de Medicina Altamente Especializada en el país, mucho menos en el interior, donde –según él- seguramente darían pérdidas millonarias, lo que según los dichos del ministro no implicaban para las arcas estatales ni el 0,05% del dinero despilfarrado en ANCAP, ALUR y alguna otra empresa estatal (el lector elija tranquilo que la lista es larga).

Pero dejemos a ese oscuro personaje, que no tuvo un mínimo de dignidad de irse cuando en el Consejo de Ministros le torció el brazo, obligándolo a rectificar su rumbo y anunciar el IMAE para Salto. Pensemos mejor en que el esfuerzo y la entrega de tanta gente paga. A ellos, gracias.

Be the first to comment

Deja un comentario