Se cumplen 40 años de un himno de la música: Rapsodia Bohemia

queen«Bohemian Rhapsody» (en español, «Rapsodia bohemia») es una canción de la banda británica de rock Queen. Fue escrita por Freddie Mercury para su álbum de 1975 A Night at the Opera. «Bohemian Rhapsody» presenta una estructura inusual, más similar a una rapsodia clásica que a la música popular.

La canción no posee estribillo y consiste en seis secciones: una introducción a capela, una balada, un solo de guitarra, un segmento operístico, una sección de rock y una coda que retoma el tempo y la tonalidad de la balada introductoria. El solo de guitarra de esta canción ha sido considerado el vigésimo mejor de todos los tiempos.

Cuando se puso a la venta como sencillo, “Bohemian Rhapsody” se volvió un éxito comercial, permaneciendo en la cima de las listas británicas durante nueve semanas. Alcanzó allí el puesto número uno otra vez en 1991, tras la muerte de Freddie Mercury. En total, alcanzó 2.176.000 ventas, siendo el tercer sencillo más vendido de todos los tiempos.

En “Bohemian Rhapsody”, Freddie Mercury, Roger Taylor y Brian May utilizan sus voces; cantando medio, agudo y grave, respectivamente. May toca la guitarra; Taylor, la batería, los timbales y el gong; y John Deacon, el bajo eléctrico. Según diversas interpretaciones, esta canción refleja la bisexualidad de su autor, Mercury, que se preparaba para dejar a su novia Mary Austin y conseguir una pareja masculina.

Historia y grabación
Freddie Mercury escribió la mayor parte de “Bohemian Rhapsody” en su casa de Holland Road, Kensington, al norte de Londres. El productor de la canción, Roy Thomas Baker, relató cómo Mercury tocó la balada introductoria para él: “Interpretó el comienzo en el piano. Luego se detuvo y dijo ‘¡Y aquí es donde empieza la sección de ópera!’ Luego nos fuimos a cenar”.

El guitarrista Brian May dijo que la banda comentó que el esbozo de Mercury para la canción era “intrigante y original y digno de trabajarse”. Mucho del material de Queen se escribía en el estudio según May pero esta canción “estaba toda en la mente de Freddie” antes de que se sacara a la luz. La musicóloga Sheila Witeley sugirió que “el título se basa fuertemente en la ideología del rock contemporáneo, el individualismo del mundo de los artistas bohemios, con lo de ‘rapsodia’ afirmando los románticos ideales del rock como arte”. Sobre lo de “bohemio”, Daniel Michea dijo que “Mercury intentó… (que esta canción) fuera una suerte de ópera, algo fuera de las normas de las canciones de rock y sigue la lógica operística: coros de muchas voces alternados con solos similares a arias, las emociones son excesivas y la trama, confusa”.

La canción se grabó en tres semanas, empezando en Rockfield Studio 1 el 24 de agosto de 1975, tras un ensayo de tres semanas en Herefordshire. Durante el proceso, se usaron otros cuatro estudios adicionales: Roundhouse, SARM, Scorpion y Wessex. Según los miembros de la banda, Mercury compuso mentalmente la canción y los dirigió él mismo. Usó un piano de cola para conciertos marca Bechstein, que aparece en el video promocional y en las giras por el Reino Unido. Fue el sencillo más caro del mundo y es una de las grabaciones más elaboradas en toda la historia de la música.

May, Mercury y Taylor cantaron continuamente de diez a doce horas por día, obteniendo 180 grabaciones separadas. Como los estudios de aquella época solo disponían de cintas analógicas de 24 pistas, fue necesario que los tres se sobregrabaran numerosas veces y reiteraran estas grabaciones en sucesivas submezclas. Al final, terminaron usando cintas de octava generación.

Lanzamiento
Cuando la banda quiso estrenar “Bohemian Rhapsody” como sencillo, varios ejecutivos le señalaron que debido a su larga duración nunca llegaría a ser un gran éxito. Según Baker, él y Queen le dieron al DJ Kenny Everett una copia de la canción, diciéndole que nunca debía emitirla en la radio. Su contestación fue, según el productor: “Nunca lo haré”, mientras guiñaba un ojo.

Everett sólo pasó partes de la canción y su audiencia le demandó que la pusiera en el aire muchas veces, llegando a reproducirla catorce veces en dos días. Hordas de seguidores trataron de comprar el sencillo el lunes siguiente pero “Bohemian Rhapsody” todavía no había salido a la venta. Ese mismo fin de semana, Paul Drew, quien dirigía la radio RKO en Estados Unidos, escuchó la canción en el programa de Everett en Londres. Drew consiguió una copia del sencillo y empezó a reproducirlo en su país, en asociación con la discográfica estadounidense de Queen, Elektra.

En una entrevista con Sound on Sound, Baker comentó que “era curioso cómo en ambos lados del Atlántico se emitía un sencillo por la radio que las discográficas rechazaron tanto”. Finalmente el sencillo fue puesto a la venta, con la canción “I’m in Love with My Car” como lado B.

La canción monopolizó las listas de éxitos británicas, permaneciendo en su cima durante nueve semanas. “Bohemian Rhapsody” fue el primer sencillo en estar dos veces en el puesto número uno con la misma versión. Tras la muerte de Freddie Mercury en 1991 fue sacado otra vez a la venta con “These Are the Days of Our Lives” como lado B, permaneciendo en el primer lugar durante cinco semanas.

En Estados Unidos, el sencillo fue un éxito, pero a menor escala que en el Reino Unido. El sencillo original, estrenado a principios de 1976, llegó al puesto número nueve del Billboard Hot 100, mientras que su lanzamiento en 1992 alcanzó el segundo lugar. En una entrevista, Anthony DeCurtis de la revista Rolling Stone comentó que “Bohemian Rhapsody” es “la quinta esencia de la clase de cosas que no tienen éxito en Estados Unidos”.

Recepción y crítica
Pese a que la canción es una de las más reverenciadas en la historia de la música popular, algunas críticas iniciales fueron negativas. Melody Maker dijo que Queen “se aproximaba a la furia demencial de la Balham Amateur Operatic Society al interpretar ‘The Pirates of Penzance'”. El crítico Allan Jones dijo escuchar “una levemente impresionante imitación del estilo operístico”.

La canción ganó numerosos premios y fue versionada en muchas ocasiones. En 1977, dos años después de su lanzamiento, British Phonographic Industry nombró a “Bohemian Rhapsody” el mejor sencillo británico del período 1952-1977. El sencillo figura regularmente en las listas de las mejores canciones y el Libro Guinness de los Récords lo nombró el mejor sencillo británico de todos los tiempos. En 2004, la revista Rolling Stone ubicó esta canción en el puesto número 163 en su lista de las mejores canciones de todos los tiempos.

Además, la canción quedó en el décimo puesto en una encuesta de la BBC que pretendía hallar la canción favorita del mundo. En el 2000 fue segunda tras “Imagine” de John Lennon en una encuesta realizada por Channel 4 sobre los mejores sencillos número uno de todos los tiempos. “Bohemian Rhapsody” figuró entre los cinco primeros puestos del Top 100 Aller Tijden (“Top 100 de todos los tiempos”) alemán desde 1977, alcanzando la cima ocho veces. En el anual “Top 2000”, que funciona desde 1999, estuvo, hasta 2005, en el puesto número uno cada año. En 2005, pasó al segundo puesto, para recuperar su anterior ubicación en 2006. En las ediciones de 2007, 2008 y 2009 volvió a estar en la cima una vez más.

En 2004 la canción fue ubicada en el Grammy Hall of Fame. En ese mismo año, la canción fue la más transmitida en las radios británicas, en clubes y espacios públicos tras “A Whiter Shade Of Pale” de Procol Harum.

40 años después
El 31 de octubre de 1975, miles de personas acudían a las tiendas de discos a comprar una copia del “A Night at the Opera”, que tenía entre sus temas “Rapsodia Bohemia”, que después se convertiría en uno de los mayores éxitos de la banda y del rock en general.

Celebrando los 40 años del lanzamiento del tema, los miembros originales que aún permanecen en la banda decidieron relanzar el single en un disco de vinilo.

Be the first to comment

Deja un comentario