Rogelio Texeira, un salteño en la Comisión Administradora del Río Uruguay

rogelio texeiraA fines de marzo, el arquitecto Rogelio Texeira asumió responsabilidades en la Delegación Uruguaya de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU). Quien fuera el Director de Obras en el primer gobierno del Frente Amplio en Salto (2005-2010) y que actualmente participa como docente en la carrera de Diseño Integrado en la Facultad de Arquitectura de la sede Salto de la Universidad de la República, decidió aceptar el ofrecimiento realizado por el Canciller de la República, Rodolfo Nin Novoa, que lo enfrenta a nuevos desafíos políticos y profesionales.

– ¿Su militancia política de los últimos 20 años la ha tenido en Alianza Progresista, siempre junto a Rodolfo Nin Novoa?
– Recuerdo que la primera salida política que hicimos con Rodolfo Nin junto a otro compañero fue por el año 92 con la Ley de Empresas Públicas…

– Ahí estaban aún dentro del Partido Nacional.
– Ahí casi toda la barra estaba adentro del Partido Nacional (PN), si bien había gente que venía de otros lugares y que se fue sumando. Esa campaña fue fundamentalmente hasta el 1° de octubre, que fue cuando se llegó al 25% de la adhesión de voluntades a los efectos de que se hiciera el referéndum, que fue el 13 de diciembre, que terminó 72 a 27% derogando 5 artículos de aquella ley. Participó mucha gente del FA, algunos militaron más, otros menos, como siempre, y algunos grupos chiquitos dentro del Partido Colorado (PC) como…

– ¿El Foro Batllista?
– No. Después del 1° de octubre que se consiguió el 25%, ahí recién (Julio María) Sanguinetti se manifestó a favor. Mientras estaba el famoso “ni” de Sanguinetti, no era ni si ni no, era un ni, que ni votaba ni mandaba votar, o sea, ni se adhería a la derogación ni le pedía a su gente que se adhiriera, eso fue clave en la estrategia porque su bancada había votado en el Parlamento en contra de esos 5 artículos de la ley. En el grueso de esos artículos se habilitaba la venta de ANTEL, después propios y extraños han dicho que fue un acierto no haberla vendido, entre otras cosas porque le permitió a Uruguay ir creciendo y generando otro tipo de infraestructura e inversión en la telefonía que tenemos hoy. Junto a Nin estamos desde esa época trabajando.

– En 1994 salen del PN y Nin se incorpora al Encuentro Progresista para ser el compañero de fórmula presidencial de Tabaré Vázquez.
– Si, y que no se ganó la elección por un 2%, en un triple empate donde ganó Sanguinetti. (Alberto) Volonté ganó la interna del PN. Tabaré Vázquez estuvo un punto más abajo pero siendo el candidato más votado en esa elección. A partir de ahí, fundamentalmente (Walter) Santoro del PN y Sanguinetti del PC empujan la reforma constitucional que genera la segunda vuelta, el balotaje y demás.

Y en ese período del 94 al 2004 siempre hemos estado del lado de la oposición, tratando de aportar y militando desde el llano, y en estas últimas horas me ha tocado en suerte o en desgracia, asumir una responsabilidad nueva.

– No tanto en el llano, del 2005 al 2010 fue director de Obras de la intendencia de Salto.
– Si, en el 2005 estuvimos en la Dirección de Obras en el primer gobierno del FA en Salto. Una experiencia interesante. Se perdió la elección por varios factores pero que en definitiva viendo cómo terminó este gobierno y cómo terminó el nuestro, pienso que fue una buena gestión. Probablemente algunos problemas políticos nos hayan hecho perder la elección, o sin probablemente, pero creo que fue una buena gestión.

– Pasada esta última contienda electoral en Salto, ¿cómo explica que los argumentos más contundentes que hicieron mella en el gobierno de Germán Coutinho, relativos a los aspectos financieros de la intendencia, provinieron del sector que usted forma parte y que termina siendo el menos votado en la interna del FA?
– Hay dos o tres cosas que se juntan ahí. Por un lado, está claro que sobre todo Ramón Fonticiella fue el que marcó desde el primer momento las debilidades de este gobierno que terminó. Siempre le dijeron que era mentira, que eran calumnias, pero todos los días va apareciendo alguna cosa que le termina dando la razón. Probablemente no se haya hecho a partir de ahí una construcción política adecuada para permitir que nuestro sector dentro del FA lo terminara capitalizando. Por otro lado, Andrés (Lima) generó un trabajo político importante durante los 5 años de presencia, de recorrer, de cercanía con la gente, y pudo capitalizar ese trabajo que estuvo haciendo y además capitalizar el trabajo ajeno de desgaste del gobierno departamental. Quizás por aparecer no como quien iba al choque, sino con una postura un poco más conciliadora, pero que en definitiva tiene gran parte de lo que él logró, casi solo, trabajando todos los días en su actividad política como dice el lema de su agrupación, “con y por la gente”.

– Cuando uno pensaba que terminaba la carrera política de Nin Novoa, el presidente Vázquez lo nombra Canciller de la República, quien a su vez lo convoca a usted para ser uno de los miembros de la Delegación Uruguaya de la CARU. ¿Cómo tomó este ofrecimiento?
– Para eso si no estuviera el visto bueno del presidente, que en definitiva termina refrendando todas las propuestas de los ministros, no habría ninguna chance, por más que uno quisiera. A mí me tomó un poco por sorpresa, no tenía pensado nada de eso. En los últimos tiempos estoy bastante metido en la actividad académica desde la universidad, estoy terminando una maestría en Gestión Ambiental, y hemos estado trabajando junto a un equipo importante de gente con la pre evaluación del proyecto Esclusas de San Antonio, con el interés siempre de generar cosas para Salto, pero desarrollándolo desde la academia universitaria.

Es muy difícil cuando un amigo lo llama y le pide una mano decirle que no. La verdad es que vamos como aterrizando en lo que es el mundo de la CARU, lo que es el mundo de las relaciones internacionales, de los manejos de las formas…

– ¿Hay que estudiar bastante?
– Hay que estudiar mucho de algunas cosas de las que no tengo formación, como por ejemplo en cuestiones jurídicas, aunque tenemos en la CARU un par de asesores letrados. A su vez en la Delegación contamos con una profesora de Derecho Internacional que nos está permanentemente asesorando en las cuestiones más vinculadas a lo legal. Por otro lado, dentro de todas las potestades que tiene la CARU, estamos tratando de ir generando algunas cuestiones vinculadas al desarrollo del norte.

CARU como administradora del río Uruguay tiene competencias en las cuestiones vinculadas a lo ambiental, a la contaminación, pero también en lo que concierne a la navegación, a las obras que se van realizando sobre el río, ya sea obras de dragado o puentes. También en lo que tiene que ver con la fauna y la flora en lo que concierne al sistema biótico, la fauna más aún porque es un indicador, porque si no hay peces es porque algo está pasando en el río y porque hay un problema de calidad de agua que no es la adecuada.

– Marca también los tiempos de la veda de pesca de determinadas especies.
– Si, pero no tenemos fuerza de policía porque no tenemos equipamiento ni personal para poder enfrentarlo, pero sí es la que marca el reglamento de pesca donde se establece qué peces se pueden pescar en determinadas circunstancias.

– Usted tiene un cargo de confianza política del Canciller, ¿cuál es la función que le pidió que desempeñe en la CARU?
– La CARU y los salteños estamos bastante familiarizados con lo que son los organismos binacionales por la presencia de CTM de Salto Grande en la zona. Hay dos delegaciones, la argentina y la uruguaya, ambas son de 5 miembros. En el caso nuestro la delegación la preside Gastón Silverman, además la integra un delegado de la Marina que en este momento es el Capitán de Navío Mario González Balcarce, la ingeniera química Silvia Aguinaga, un delegado por la oposición que es el ingeniero Roberto Pérez del Partido Independiente, y yo. CARU cuenta con dos áreas, una técnica y otra administrativa, dentro de cada una de esas áreas la Comisión tiene 5 comisiones, algo que sería inabarcable para una persona sola. Por eso hemos repartido roles, donde los 5 delegados uruguayos tratamos de jugar en equipo respaldándonos con los saberes de uno y de otro a los efectos de poder complementarnos.

En el caso de Silvia Aguinaga, por ejemplo, fue directora de Control Ambiental de la DINAMA (Dirección Nacional de Medio Ambiente) durante mucho tiempo. Hoy está básicamente vinculada a lo que tiene que ver con la calidad de agua y las posibles causas de su contaminación. Por otro lado, el Capitán de Navío González Balcarce ha tomado prácticamente en sus manos el tema del dragado. CARU viene dragando desde Nueva Palmira hasta Fray Bentos, donde la idea es que hasta ahí lleguen los buques Panamax, o sea, los buques más grandes que atraviesan el Canal de Panamá y que así puedan salir con carga completa. Después se sigue hasta Paysandú y Concepción del Uruguay con calados menores. Y en la última reunión de la Comisión propusimos junto con el vecino de Concordia, que actualmente es el presidente de la Delegación Argentina, que es el ingeniero (Hernán Darío) Orduna, iniciar el proceso de estudio para generar mejoras en las condiciones de navegabilidad hasta Salto y Concordia.

Ahí habrá que estudiar cuestiones ambientales, cuestiones vinculadas al lecho del río, estudiar si hay que dragar o si hay que romper piedras, estudiar qué tipo de navegación puede llegar a establecerse. Ese estudio lo van a hacer los propios equipos técnicos de la CARU, en los próximos meses estará pronto y nos permitirá entre otras cosas, empezar a tomar decisiones en el sentido de si es viable, qué costo tendrían las obras que sean necesarias, qué tipo de carga habría en esta zona que hicieran viable a largo plazo la generación de esas obras, y luego ver cómo se financia.

– ¿Eso va de la mano de la reactivación de nuestro puerto?
– Así es, o con un nuevo puerto para Salto y con la posibilidad de seguir hacia el Lago, lo que además serían unos 400 kilómetros más de río navegable hasta Sao Borja (Brasil). Es algo muy importante para Salto que tiene una lógica regional, establecer la navegación a lo largo de todo el río Uruguay.

Be the first to comment

Deja un comentario