Presentaron estudio de prefactibilidad del Proyecto “Esclusas de San Antonio”, saldría más de US$ 600 millones

prefactibilidadFue presentado por un equipo multidisciplinario de la Universidad de la República en la sede del Centro Universitario Regional Noroeste (Regional Norte), el estudio de prefactibilidad del proyecto de las Esclusas de San Antonio del Ingeniero Agrimensor Guillermo Dubosc.

Quienes presentaron dicho estudio ante un escaso marco de público, fueron el director de la sede universitaria, Pancracio Cánepa, el presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, Miguel Feris, y Alejandro Noboa en su carácter de coordinador general de dicho trabajo multidisciplinario. Quienes posteriormente resumieron su investigación y conclusiones fueron Natalie Robaina y Mauricio Tubío por el área sociológica, Rogelio Texeira desde una visión territorial y ambiental, Juan José Pertusso encaró el informe desde la óptica de la ingeniería, Álvaro Ferreira hizo lo propio desde el estudio del riego y finalmente Washington Baliero presentó una óptica jurídica internacional del proyecto de Dubosc. Dicho trabajo incluyó un grupo humano y profesional más vasto, que se encuentra contemplado en un libro de 351 páginas que ofrece distintos puntos de vista sobre el proyecto de las Esclusas de San Antonio.

Quizás lo más saliente sea lo informado por Pertusso (Facultad de Ingeniería), quien advirtió que solo en obras de ingeniería directas se requeriría una inversión de 590 millones de dólares, sin contar la necesidad de otras eventuales obras indirectas que tienen que ver con la conectividad entre los terrenos que perderían su acceso directo debido a la necesidad de inundar algunas franjas de tierra, que serían utilizadas por las esclusas. En diálogo con EL PUEBLO, el autor del proyecto, Guillermo Dubosc, no quedó del todo conforme con el estudio realizado, “me parece un poco caro algunas cosas, yo hubiera hecho cosas diferentes… Estamos en un país del tercer mundo muy poco acostumbrado a este tipo de cosas”, sentenció.

SATISFECHO CON TRABAJO
El director de la sede universitaria, Pancracio Cánepa se mostró satisfecho con el trabajo realizado. “Es una satisfacción poderlos recibir para esta actividad que nos convoca hoy que es la presentación de este estudio que ha hecho la universidad. Acá corresponde reconocer y agradecer a quienes hicieron posible esto que son ANCAP, la Administración Nacional de Puertos, que fueron los financiadores, y el apoyo del Centro Comercial e Industrial”.

Pero “lo que importa destacar es la confianza que tuvieron estas instituciones” en la “universidad y en las capacidades instaladas aquí en Salto, para poder hacer un estudio de esta magnitud que abarcó varios campos disciplinarios, convocó a especialistas de distintas profesiones en nuestra sede”, destacando el aporte de las carreras con mayor trayectoria en lo que fue hasta hace poco la Regional Norte, “como la Estación Experimental de Facultad de Agronomía, el Departamento de Arquitectura de la Regional Norte, el Departamento de Ciencias Sociales, con el aporte de alguna gente de los grupos nuevos como el Departamento del Agua. Y en aquellas cosas que no teníamos la capacidad instalada localmente, se recurrió a la Facultad de Ingeniería y a la Facultad de Derecho”. Para “nosotros, es una satisfacción haber encarado un trabajo de consultoría de esta magnitud y que la universidad y la Regional Norte lo hubiera podido hacer. Eso es muy halagador y felicito a mis compañeros por haber culminado con esta tarea.”

“Capaz que estamos en un tema que no nos va a cambiar la vida la semana ni el mes que viene –agregó Cánepa-, pues probablemente este no sea de esos temas en que la urgencia y lo inmediato nos esté convocando, pero sí nos convoca la importancia. Probablemente un tema de esta magnitud no nos resuelve las cosas más inmediatas pero nos da una proyección de largo plazo abordando lo importante”.

“Probablemente haya matices, hasta quizás divergencias con algunas cosas que hay, pero el valor que tiene es poner en la agenda y debate público estos temas de largo plazo, que nos permiten pensar con una proyección a futuro importante”.

ABRIR EL RÍO
Miguel Feris por su parte comenzó aclarando que si bien “casi todo el mundo ve al Centro Comercial como que estuvo empujando para que se conociera y para que se discutiera este tema, que es lo que para nosotros es abrir el río o hacer que el río vuelva a ser navegable, pero no fue solo el Centro Comercial. Los primeros que empujaron esto fue la gente del Centro Comercial de Concordia. Lo presentaron en todo el corredor de lo que es Argentina, porque ellos creen en este proyecto, creen en abrir el río. Luego comenzamos a trabajar con las gremiales, nuestras pares, así que esto fue un trabajo en equipo. No solo las gremiales patronales sino también el PIT CNT que nos acompañó en esto, estuvo de acuerdo y lo empujamos entre todos”.

“Logramos contagiar la idea y buscar los fondos para que financiara este proyecto. Creemos que la universidad era el mejor lugar, y más la Regional Norte porque está involucrada e inserta en la región”.

ACEPTANDO EL DESAFÍO
Noboa agradeció al equipo humano que trabajó en el estudio de prefactibilidad, “que aceptó el desafío con ahínco y con esfuerzo en tratar de llevar adelante este estudio que es bastante importante para el desarrollo regional, no solo por las implicancias que tiene el proyecto concreto de esclusas de San Antonio, sino también las implicancias que tiene la puesta en funcionamiento del río y su navegabilidad para la región”.

NO MUY CONFORME
EL PUEBLO consultó al término de la presentación del informe, al autor del proyecto, el Ingeniero Agrimensor Guillermo Dubosc sobre su opinión del mismo. “Es una aproximación más terminada de lo que hemos venido trabajando, obviamente le falta mucho. Es un primer acercamiento, pero por lo menos tenemos algunos datos del proyecto”.

– ¿Quedó conforme con las evaluaciones que se hicieron?
– En cierta parte sí, me parece un poco caro algunas cosas, yo hubiera hecho cosas diferentes pero son apreciaciones personales solamente. Esto obviamente va a ser, como dije en algún momento, avalado por la sociedad en cada paso que demos.

– Solo en obras de ingeniería se habla de costos cercanos a los 600 millones de dólares.
– Claro, pero eso incluye puentes que no estaban previstos originalmente, incluye otros costos, además costos de esclusas tomados de otro proyecto. Entonces bueno, eso encarece la obra. Prefiero que salga cara ahora y después me digan que es más barata.

– Se habló también con preocupación de los costos que pueda existir a nivel medioambiental.
– Y bueno, en este tipo de obras hay este tipo de costos, hay que tratar de minimizarlos y hay que tratar de evaluar cuáles son esos costos para ver si vale la pena hacer este tipo de cosas.

– Desde su opinión, ¿cómo debería seguir ahora este proyecto?
– La verdad que no se. Estamos en un país del tercer mundo muy poco acostumbrado a este tipo de cosas, no hay mecanismos claros para esto, no lo tienen ni los políticos ni los empresarios ni nadie, es un poco a ciegas. Ojalá hubiera algún método para esto pero no existe. En otros países del mundo donde esto ya está más encaminado y la parte de emprendedores está más clara, hay elementos y hay caminos para hacer este tipo de cosas, tanto para decir que sí como para decir que no. Pero obviamente acá en la región no existe eso.

(Fuente: diario El Pueblo)

Be the first to comment

Deja un comentario