Por primera vez, un representante empresarial de la delegación de Uruguay ante la OIT será del interior, y es de Salto

miguel ferisMiguel Feris, presidente del Centro Comercial e Industrial de Salto, viajará en unos días a la ciudad de Ginebra (Suiza), donde se encuentra la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), dependiente de las Naciones Unidas, para participar justamente de la 104° Conferencia Anual de dicho organismo internacional, representando por primera vez en la historia de las delegaciones uruguayas, al interior del país en la rama empresarial. Fue la excusa ideal para volver a conversar con Feris, y conocer sus expectativas y desafíos ante este viaje, pero además, aprovechando la oportunidad para hacer una puesta a punto de la actual situación que se vive en el comercio salteño.

– ¿Hay preocupación en el Centro Comercial por la situación económica de los comercios salteños ante el anuncio de envío a seguro de paro a trabajadores?
– Se está cumpliendo lo que habían anunciado los economistas, que alertaban que se venía un parate, y el comercio de Salto no es la excepción, entonces estamos teniendo dificultades y un freno. A eso súmele que estamos complicados en todos los sectores, desde los estatales, como la intendencia y otros organismos del Estado que están parando las inversiones, y después todas las empresas salteñas grandes que están parando.

Se sigue trabajando con el presupuesto de Mujica, y hasta que no arranque el quinquenio de Tabaré (Vázquez) con su presupuesto no vamos a tener inversión. Luego, hay una preocupación en todos los ámbitos que todo el mundo ha frenado. Lo otro, todo el mundo se preocupa porque el dólar está subiendo. A mí el dólar no me preocupa que suba, me preocupa que suban las Unidades Indexadas, porque hoy todo el mundo está endeudado en Unidades Indexadas, y si mira el dólar, sube, pero las Unidades Indexadas están subiendo mucho más. Por regla, el uruguayo nunca dice cuándo metió la pata, hay mucha gente que está endeudada en Unidades Indexadas, y aumenta mucho más rápido. Y hay un freno, hay un parate, y está todo el mundo preocupado.

– Recordamos las recientes manifestaciones del ministro de Economía Danilo Astori formuladas cuando vino a Salto en campaña electoral que pedía a los comerciantes que bajaran el precio de los productos porque el dólar había bajado…
– Perdone que le corte, pero el número de nuestros empresarios no está atado por el dólar. Le pongo un ejemplo. La hotelería en Salto desde un hotel de veinte habitaciones a un hotel de doscientas habitaciones cuando comienza el día cada habitación ya le está costando cincuenta dólares diarios. Un tipo que tiene veinte habitaciones tiene un presupuesto cercano, para mantener ese hotel funcionando, de mil dólares por día, solo de presupuesto. Ni le digo un hotel de doscientas habitaciones, diez mil dólares por día, solo de presupuesto entre luz, agua, impuestos y un montón de cosas.

El costo empresa es muy grande, está muy crecido y lo estamos soportando los que estamos en la franja del medio. Porque mire, tenemos la franja del informal, al que nadie toca, nadie lo va a buscar, y hoy tenemos informalismo en la hotelería, en los restaurantes, en el comercio común y corriente, en todos los ramos hay informalismo. Después está la franja del medio que somos los empresarios formalmente constituidos, parte de la clase media, que son las pequeñas y medianas empresas. Y luego tiene las grandes empresas o inversiones que están por la Ley de Inversión con un montón de beneficios fiscales, que prácticamente nadie los toca. Así que esta crisis la sigue bancando la franja del medio, que es la más castigada de siempre.

– Usted habla que hay un parate en la economía, sin embargo hace unos días el presidente del Banco Central, el economista Mario Bergara, dijo que no hay recesión sino una desaceleración en el crecimiento de nuestra economía, esperándose igualmente un crecimiento entre el dos y el tres por ciento anual.
– Claro, lo que pasa es que el mira lo macro, y lo macro de él dice que las pasteras empezaron a trabajar. Entonces, cuando se ponen a las pasteras encima, desde luego que el país sigue creciendo, pero saque las pasteras de la ecuación y vea qué pasa. De todas maneras, no me importan esos números, yo lo miro de otra manera. Lo que nosotros exportamos es materia prima, no exportamos valor agregado. Ahora, el día que me digan que la balanza comercial la ponen materia prima contra materia prima y valor agregado contra valor agregado, ahí vamos a ver que nuestra balanza comercial está horrible.

– ¿Usted dice entonces que el mercado interno salteño está en recesión?
– Técnicamente está en recesión, está totalmente parado.

– ¿El Centro Comercial ha hecho alguna evaluación de cuánta gente ha sido enviada a seguro de paro?
– No, todavía no tenemos porque esos informes son trimestrales. Lo que le puedo contar es lo que pasa en Bella Unión porque el otro día la gente del Centro Comercial de allí presentó un informe. Bella Unión tiene entre 15 y 18 mil habitantes y hoy tiene 500 personas en seguro de paro.

– ¿Pese a ALUR?
– Lo que pasa es que todo lo demás está parado. ALUR hoy es la que está trabajando, pero está parado Calagua, Calvinor, los free shops han mandado a gente a seguro de paro también. Entonces, están con 500 personas de unas 18 mil personas, o sea, algo así como el 2.5%.

– Pero hay que contarlos dentro de la población económicamente activa, sacando de la ecuación a niños, jubilados, a quienes no buscan empleo, así que esas 500 personas serían un porcentaje aún mayor.
– Exacto. Si uno comienza a escarbar cuánto es la población económicamente activa en Bella Unión encontraremos unas cinco mil personas activas, quiere decir que estamos casi en un 10% de la gente en seguro de paro. Es mucho.

– En otro orden, formará parte de la delegación uruguaya ante la 104° Conferencia de la OIT en Ginebra que se desarrollará en el mes de junio en representación de la Confederación Empresarial del Uruguay (CEDU). ¿Puede interpretarse esto como una distinción para Salto?
– Siempre los representantes que van a la Conferencia de la OIT a Ginebra son de la Cámara de Comercio y de la Cámara de Industria, un año le toca a cada una. Este año le toca a la Cámara de Comercio y es la que lleva la representación de los empleadores, y por primera vez en la historia va una Cámara que es del interior. Así que además de representar a Salto, estaré representando a todos los Centros Comerciales en la Confederación Empresarial del Uruguay, que somos 25 Centros Comerciales. Así que es la primera vez que alguien del interior y representando al interior va a esta instancia.

– Entonces, puede interpretarse como una distinción al trabajo que se viene realizando en Salto en la rama empresarial.
– Es una distinción para Salto y una distinción para todo el interior porque no solo represento a Salto sino que además represento a todo el interior. Es toda una responsabilidad y queda feo que yo lo diga, pero termina siendo, es verdad, un reconocimiento al trabajo y a la constancia, dicho por el mismo ministro (de Trabajo y Seguridad Social), que Salto se ha ganado el espacio por ser el Centro Comercial más proactivo del país.

– ¿Quién definió la delegación?
– El gobierno nacional a través del ministro de Trabajo, Ernesto Murro.

– Un conocedor del trabajo que ustedes realizan desde hace años pues en su condición de presidente del BPS ha venido bastante seguido a Salto.
– Nos conoce y hemos tenido la oportunidad de sacar un montón de proyectos. Uno de estos proyectos que él apoyó y financió desde el BPS fue uno que le presentó nuestro Centro Comercial, que fueron los quince almaceneros de barrio que trabajaron junto con la Universidad de la República. Ese proyecto hace tres semanas fue presentado en una universidad muy importante de Estados Unidos, lo presentó (Alejandro) Noboa. Se trata de un proyecto que abarca mucho y que hemos recibido las conclusiones, lo tengo a medio leer y está muy bueno. Involucra a gente de contexto socioeconómico bajo pero que son unidades de barrio muy importantes, que por lo general esa unidad de barrio es el almacén del barrio que se la banca en el barrio, que banca al barrio pero al mismo tiempo sus hijos terminan estudiando y por lo general terminan siendo profesionales. Esa es la historia de este país. La mayoría de los profesionales salen de ese sector.

Para nosotros era muy importante ayudarlos y capacitarlos. El proyecto dio muy buenos resultados, Martín (Apatié) sigue trabajando porque ese proyecto se va a ampliar y éste que se hizo se va a continuar con estos 15 primeros almaceneros, luego vendrá otra camada más, ya estamos negociando el dinero para capacitarlos. Para nosotros se trata de la gente más postergada y al mismo tiempo son las más productivas para el país. Por eso para nosotros es muy importante seguir apostando por ellos.

– Por último, ¿cuáles son sus expectativas en cuanto al viaje a Ginebra y a su participación en la Conferencia de la OIT?
– Es un desafío muy grande, es la primera vez que alguien va desde el interior. Las grandes Cámaras se han resistido a esto, no querían que fuera alguien del interior, por eso para nosotros ha sido muy difícil poder saber bien cómo funciona esto. Hemos tenido gente del Ministerio de Trabajo y de la Cancillería que nos han capacitado, cuando quienes tendrían que habernos capacitado eran las Cámaras. Por eso lo tomamos como un desafío muy grande. Luego, hay mucha gente que ha cifrado muchas esperanzas en esto y por eso es una doble responsabilidad que vamos a tener en mi persona.

Se van a tratar tres temas importantes. Uno es sobre cómo la economía informal se pasa a la economía formal, que es algo que hace ya más de diez años que se está trabajando en la OIT y se vienen ahora las conclusiones. Arranca un tema como el de pequeña y mediana empresa, micro PYMES, que se va a empezar a trabajar y es donde pienso involucrarme. Y el tercer tema es la parte de financiación.

Aprender cómo funciona, estar ahí adentro viendo en dos semanas todos los andamiajes de algo tan importante para las relaciones laborales, sin duda que será una experiencia muy fuerte. Serán jornadas de cuatro horas de trabajo con un intervalo para luego continuar otras cuatro horas, y en alguna oportunidad tendremos otras cuatro horas más dependiendo de las conclusiones. Pero bueno, será un desafío muy grande y trabajar en esto será muy enriquecedor.

Be the first to comment

Deja un comentario