Oportunidades, una palabra de interés nacional

Por Carlos Albisu. Oportunidades, ese es el concepto que debería manejar un gobierno para propender al desarrollo de sus tareas gubernamentales, orientadas a la actividad económica para lograr estabilidad laboral entre la población, prosperidad y desarrollo.

Las oportunidades que surgen son las que hay que analizar pero sin mucha cháchara, sino con fundamentos para tomar una u otra posición. Y cuando aparecen hay que tomarlas, porque son eso, oportunidades que luego, por las propias vicisitudes políticas o económicas, desaparecen.

Cuando era chico pude llegar a ver cómo alguna gente esperaba el tren, pese a que el ferrocarril uruguayo ya era pésimo en esa época y lo tomaba, se subía igual, no esperaba que viniera otro. Pero, parece que el Frente Amplio siempre espera que venga otro, por más que le digan que esa era la última línea y que la estación será clausurada; como vergonzosamente está la de AFE en Montevideo, por más que le digan que no va a venir ninguno más y ellos lo saben, no se suben. Ven como los demás lo hacen y ahí está la diversión, en no participar de nada, en no adoptar ninguna postura, en no intentar encontrar caminos nuevos para que el desarrollo social y económico del país venga de una vez por todas.

Se nos pasó el tren cuando Estados Unidos estaba decidido a hacer un Tratado de Libre Comercio (TLC) con nosotros y ahí fue el propio Tabaré Vázquez que dijo que no, solo porque era Estados Unidos y no quería críticas ni problemas con el Frente Amplio. Ni siquiera con la sociedad ni los sindicatos, no quería una guerra interna con su propio partido. Ahora con el TISA pasa absolutamente lo mismo y dejamos pasar una oportunidad que tal como él mismo quería y el canciller Nin Novoa también. Decían que “el TISA era un lugar donde habrá oportunidades de negocios que pueden ser redituables” y se preguntaban “¿y Uruguay va a quedar afuera?”.

Nosotros, los blancos, que siempre hemos luchado por generar estabilidad económica para darle más y mejores oportunidades de crecimiento a nuestro pueblo, cuestionamos que el presidente de todos los uruguayos haya tomado una decisión política y para no pelearse con su colectividad. Dejó pasar algo que tenía un interés superior al de la mezquindad de su fuerza política, que es el interés nacional.

Uruguay se pierde de participar de este tratado y el presidente que también quería entrar fue rehén de una visión parcial de este asunto.

Esperamos que haya más oportunidades para el país y que en caso de que así sea, el Presidente priorice el interés de todos y se suba al tren.

Be the first to comment

Deja un comentario