Mentiras Verdaderas 468

LeosTOLE TOLE… o lo que también podría decirse, “el que las haces las paga”. El tema es cómo. Los gobernantes, como los periodistas (¿por qué no?), debemos estar sujetos a la crítica de todos, y si no te gusta la crítica, te la bancás igual, y si la misma es bien intencionada, hay que tener la suficiente amplitud de temperamento y aceptarla…

*

PERO parece ser que hay temas de los que no se puede hablar. En lo personal, como periodista, no me interesa la vida privada de los políticos (no importa ideología o partido político), a no ser, por ejemplo, que esté en riesgo la vida de alguien (caso de violencia doméstica) o que sea corrupto (conjunción del interés público y privado). Pero que a mí no me interese la vida privada de los demás, no quiere decir que no pueda haber algún periodista que entienda que los gobernantes no tienen derecho a tener una vida privada de la observación pública. No digo ni que está mal ni que está bien, es otra forma de encarar el periodismo y lo respeto, aunque no lo comparta…

*

EL PERIODISTA Luis Giovanoni piensa que el intendente en particular no puede tener vida privada, y por ello se ha encargado de investigarla y ha estado realizando en su programa de radio algunos informes sobre el particular, lo cual, obviamente, molestó…

*

ESTA SITUACIÓN, habría traído aparejado un mensaje que intentó hacer mella en el periodista y amedrentarlo, según explicó el propio Giovanoni en edición de ayer de EL PUEBLO…

*

EL MARTES a la tardecita cuando uno de los hijos de Giovanoni ingresaba a la intendencia de Salto fue detenido por “cuatro policías” al grito de “Giovanoni, ¡¡deténgase y arriba las manos!!”. La violenta situación por la que debió pasar Federico, que incluso fue cacheado para ver si andaba armado (sic), fue de tal magnitud que algunos funcionarios allegados al intendente salieron a la calle a interceder, informando a la policía que el joven empresario de la comunicación concurría a una reunión para la cual había sido convocado desde la misma comuna…

*

A LA NOCHE, violentando el artículo 11 de la Constitución, un número indeterminado de policías ingresó a los fondos de la casa de Luis Giovanoni porque querían llevarlo a Investigaciones para someterlo a un interrogatorio en base a la denuncia “anónima” de que quería “asesinar al intendente Lima” (sic), llegando a un acuerdo con su abogado que Giovanoni concurriría a la mañana siguiente…

*

FUE TODO tan extraño, que la policía ya cambió oficialmente tres veces la información hecha pública sobre el supuesto denunciante. Primero fue un anónimo. Luego fue “una fuente confiable” por “tratarse de una autoridad del Legislativo Departamental” y finalmente un oficial de apellido López sostuvo que la denuncia la habría iniciado el secretario general de la comuna. Hasta aquí algunos hechos…

*

CUANDO la policía finalmente se ponga de acuerdo con la historia que desea contar sobre el bochornoso momento que le está haciendo pasar al periodista Luis Giovanoni (enfermo oncológico) y a su familia, además de a su empresa Radio Arapey, será momento para que la Justicia pueda actuar y llegar a la verdad… que así sea.

Be the first to comment

Deja un comentario