Los uruguayos dejan 1.200 millones de dólares en el exterior en turismo

liliam-kechichianEl pasado miércoles se realizó un nuevo “Almuerzo de ADM” (Asociación de Dirigentes de Marketing) que fue retransmitido en la modalidad de videoconferencia en el Salto Hotel & Casino en una actividad organizada por el Centro Comercial e Industrial de Salto. En la oportunidad, fue el turno de Liliam Kechichián, ministra de Turismo y Deporte (esto último hasta que se apruebe la ley que restablece la especificidad turística en dicha cartera, transformando al área de deportes en una Secretaría dependiente directamente de Presidencia de la República). Dicha exposición llevó por título, “Turismo: servicios, inversión y desarrollo para el Uruguay del futuro”, cuyo aporte medular fue destacado por los medios masivos de comunicación de nuestro país. Lo singular en la exposición de Kechichián, versó en las preguntas que posterior a su charla hizo el público presente, resultando de interés las respuestas de la ministra.

Previo a ello, Kechichián inició su exposición de unos 41 minutos destacando el momento en que se realizaba su presentación en este nuevo “Almuerzo de ADM”.

“Siempre que hemos estado aquí hemos podido realizar un intercambio provechoso sobre una actividad como el turismo que se ha convertido, sin ninguna duda, en una actividad económica de primer nivel. Lo primero que nos gustaría decir antes de comenzar, es que hoy estamos aquí, a pocas horas de que el Parlamento vote un nuevo Ministerio de Turismo, quedando de forma separada una Secretaría Nacional del Deporte. Lo vivimos como un gran logro, es una demanda que habíamos tenido desde el sector turístico que hoy creo que está presente de una forma importante, y también desde las actividades del deporte, con una Secretaría Nacional que dependerá directamente del Presidente de la República. Así que seguramente, en pocos días volveremos a ser Ministerio de Turismo”.

– La semana pasada, el presidente del Banco Central del Uruguay, el Economista Mario Bergara, sostuvo que la economía de la región y del mundo comenzaba a vivir una desaceleración. Por su parte, usted en la charla que acaba de brindar sostiene la expectativa que el turismo en nuestro país siga creciendo. ¿Cómo logra compatibilizar ambas visiones? ¿El Ministerio de Turismo realiza un seguimiento de la economía de los países de nuestros potenciales visitantes?
– Eso está sobre la mesa de forma permanente. Vuelvo a decir aquí con mucho respeto, que el turismo no ha tenido viento en cola en estos diez años, ha tenido el viento en contra que hemos podido sortear con muchas dificultades. Por lo tanto, así como tenemos una batería de beneficios para conquistar mercados como Colombia, México, Perú, que son grandes emisores, sin ninguna duda, esa contingencia siempre está presente cuando diseñamos políticas públicas, y el turismo muchas veces es el más impactado rápidamente, así como se recupera también rápidamente. Así que si, siempre estamos pensando en las contingencias para poder sortear algunas dificultades que eventualmente el país pueda tener.

Este cuatrimestre aparecía como muy difícil, y sin embargo, nos mostró que pudimos recuperar argentinos y que pudimos crecer en Brasil. Esperemos que continúe así, si no habrá que esforzarse en medidas de contingencia, sin ninguna duda.

– Respecto al Turismo LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), ¿el Ministerio ha considerado como política este tipo de turismo y si se han tomado recaudos para que se realicen casamientos para extranjeros en Uruguay en el marco del turismo de boda?
– Ahora que me hace la pregunta, creo que no lo nombré como uno de los productos y pido disculpas. Pero efectivamente, en el conglomerado de turismo, hay en Montevideo una mesa de turismo LGBT, que ha ido creciendo enormemente. Uruguay es el segundo país más amigable para ese sector, por lo tanto nos venimos consolidando en forma creciente en ese segmento de turismo. Y si, esperamos que Uruguay pueda también asociarse a las bodas de matrimonio igualitario, pero para eso, Uruguay requiere determinados meses de residencia en el país, por lo que hay que cambiar algunas normas, es un reclamo que nosotros compartimos y que vamos a ayudar.

– Usted mencionó en la charla al departamento de Maldonado como un contribuyente muy importante en la economía nacional a través del turismo. Mantener y potenciar esa realidad necesita el trabajo común del gobierno central y del departamental, ¿están previstas actividades conjuntas entre el Ministerio de Turismo y la intendencia de Maldonado?
– Le agradezco la pregunta. Sin ninguna duda. En primer lugar, este Ministerio y esta ministra, han procurado gestionar en estos diez años, y al menos en estos últimos cinco años en lo personal en mis actividades en el Ministerio, demostrando que hemos salido a trabajar con los 19 intendentes del país, porque no hay turismo si no hay una buena cooperación nacional y departamental. Por supuesto que Maldonado es uno de los objetivos principales, y por supuesto que vamos a trabajar en forma conjunta, como no puede ser de otra manera por el bien del turismo, por el bien del trabajo y por el bien de Maldonado.

– Recordemos que la semana pasada usted tuvo un ida y vuelta con el intendente electo Enrique Antía del Partido Nacional, ¿piensa que eso puede repercutir de alguna manera en el relacionamiento entre el Ministerio y el departamento de Maldonado?
– En lo personal, para mí es un tema cerrado. He intentado hablar con el intendente, ya lo haremos seguramente. Pero en absoluto, esa situación no va a incidir porque, vuelvo a repetir, la importancia que tiene el departamento y por la historia nuestra, nos demuestran que en estos diez años hemos trabajado con distintas intendencias de una manera muy intensa y Maldonado no va a ser la excepción.

– Si una persona va, por ejemplo, a Punta de Este con su esposa y en la cena se toma una copa de vino, la normativa no le permitiría retornar a Montevideo conduciendo. Esa legislación, ¿no termina siendo un impedimento para potenciales visitantes a nuestros distintos destinos turísticos?
– La respuesta no puede ser otra, la ley tiene tolerancia cero. La copita de vino la podrá tomar todo lo que quiera, lo que no podrá es manejar. Hay que ser responsable porque los siniestros de tránsito en Uruguay son un problema demasiado grave.

– Ya que el área de Deporte se va a desprender de su cartera pero mientras tanto se vienen las Olimpíadas de Río 2016, ¿qué apoyo están recibiendo los deportistas? Recordando que también hay deportistas paralímpicos que necesitan del apoyo del país para poder participar.
– Desde el Ministerio en el área del deporte se han dado pasos muy importantes en lo que considera una política de Estado. Así como decía del turismo, nosotros adoptamos la marca “Uruguay Natural” porque no todo lo que venía de antes estaba mal. En lo referido al deporte, cuando era un Ministerio que luego fue eliminado, había una política llamada “Deporte Uruguay”, que no era otra cosa que la Dirección Nacional de Deporte trabajando en coordinación y realizando una planificación con todas las asociaciones, Uruguay tiene hoy presencia a nivel de atletismo, en el hándbol, a nivel del rugby, en el tenis. Uruguay es un país que ha dejado de ser un referente solo en el fútbol, y hoy tiene otros deportes. Tenemos deportistas de la talla de Andrés (Silva), Déborah (Rodríguez), Pablo Cuevas.

Uruguay a lo largo de su historia, ha tenido una muy baja participación en los Paralímpicos, tenemos que trabajar mucho más con las distintas asociaciones. Pero por suerte hoy tenemos un plan integrado a nivel del deporte que contempla el deporte con personas que padecen alguna discapacidad.

– Ese plan, ¿contempla apoyo económico?
– Por supuesto. El apoyo económico en el Ministerio pasó de 200 mil dólares que había por año hasta el 2005 y hoy tenemos para trabajar en esa materia tres millones de dólares. Sólo el hándbol este año recibió 300 mil dólares. No hay plata para todos, pero nos encontramos en una planificación muy fuerte con las distintas asociaciones con las que estamos haciendo un esfuerzo muy grande.

– ¿Cómo se observa desde el Ministerio la situación del dólar y cómo puede incidir su evolución en nuestro turismo?
– Como ustedes saben, el dólar en nuestro país goza de una libre flotación. La situación del dólar no es algo específico que ocurra en Uruguay sino que está pasando en todo el mundo. Nos ha beneficiado tener un dólar depreciado para el turismo, algo que también ocurrió en su momento en la región. El dólar es un tema que tenemos que tener siempre a estudio sobre la mesa, pero desde ya le adelanto que la situación del dólar en alza hoy no es el único factor que define al turismo, en el mundo. Hay otras cosas que se pueden hacer para contemplar esto y seguir trabajando para mejorar la llegada de turistas a nuestro país.

– ¿El Ministerio de Turismo va a apoyar a “Alas Uruguay” como pasa en Argentina con “Aerolíneas Argentinas”?
– No es algo que corresponda a nuestro Ministerio porque sobre el tema de la aeronavegación la autoridad es el Ministerio regulador de ese tema que es el Ministerio de Transporte y Obras Públicas. Por supuesto que el Ministerio de Turismo trabaja en forma conjunta con Air France, con American Airlines, entre otras, con todas las líneas aéreas que unen a Uruguay con el mundo. Hacemos promociones en forma conjunta. Cuando perdimos la conectividad transatlántica fue el peor momento para nosotros, cuando nos quedamos sin Iberia de un día para el otro sin tener ninguna línea que sustituyera la conexión con Europa. Pero de ahí salimos junto al sector privado, con esfuerzo pudimos conquistar, enamorar a Air Europa y a Air France, que hicimos con ellos más de una acción promocional, como la del año pasado que pusimos un ómnibus donde recorrimos 30 ciudades europeas. Así que en ese sentido, seguiremos trabajando de igual forma con quienes trabajen en la conectividad que nos ayude a desarrollar el turismo.

– Se habla siempre de los turistas que vienen, pero respecto a los uruguayos, ¿están viajando al exterior a hacer turismo?
– Los uruguayos están viajando. Los uruguayos han mejorado su poder adquisitivo que le permite justamente viajar y hacer uso del esparcimiento y de la recreación fuera del país. El año pasado se estima que la falange turística uruguaya dejó en el exterior una mil doscientos millones de dólares. En este primer cuatrimestre de este año, volvimos a equilibrarlo, porque se pasó de los 600 y poco que dejaron el año pasado, recuperando más de 500 millones de dólares, porque viajaron más pero gastaron menos en el exterior, pero eso es muy fluctuante. De cualquier manera, vuelvo a recordar que el turismo es de ida y vuelta.

Be the first to comment

Deja un comentario