Las encuestas y la realidad

juan llantadaPor M. J. Llantada Fabini. Los resultados de las encuestas de la última semana han conmocionado la campaña electoral salteña. La confirmación de una notable paridad entre las candidaturas de Germán Coutinho, a la que se suma la de Roxana González y la suma de las intenciones de voto los candidatos de la coalición Frente Amplio, que pasó de ser una percepción (todo observador sensato notaba el crecimiento de las preferencias por Coutinho), a una certeza.

Esta realidad, expresada desde el análisis estadístico, confirma además escenarios que ya eran previsibles desde que se conocieron los resultados de octubre del pasado año; la interna de la coalición está dominada por el diputado Andrés Lima, lo sigue en las preferencias el Dr. Ramón Soto, y Ramón Fonticiella queda tercero con solo el 10% de intención de voto.

Es también inevitable notar la similitud del comportamiento electoral departamental, con la elección de 2010; cuando la candidatura de Germán Coutinho tuvo un crecimiento explosivo (ahora del 20% al 40% un aumento del 100%), mientras que la coalición departamental del FA cae en las preferencias de la ciudadanía del 50% a 40% (un 10%).

Hay algunas consideraciones que deben hacerse acerca de estas “fotografías” de la realidad, porque si bien las mismas fueron “reveladas” en la pasada semana, la “foto” (el trabajo de entrevistas) se realizó a principios de Abril, es decir que lo que estamos considerando entonces, es algo que ya ha sido modificado por las acciones de los protagonistas de la campaña en los últimos quince días.

La interacción de las encuestas y la realidad es indiscutible, y afecta todos los escenarios; a nivel de las 40 listas que apoyan a Germán Coutinho ha habido entusiasmo, porque es la confirmación de los frutos esperados de un intenso trabajo de militancia; a nivel de las tres candidaturas del FA en Salto, los efectos han sido dispares, según le fue a cada uno.

Donde mayor impacto ha tenido el conocimiento de las mediciones de opinión pública, ha sido en el sector de Ramón Fonticiella, tercero a 20 días de la elección; pero no se trata solo del efecto en los dirigentes, sino también en los votantes. Los enfrentamientos y el desafecto entre los sectores de Lima y Fonticiella, sin duda pesarán en los electores a la hora de decidir su voto, porque la ventaja de Lima (que claramente duplica a los restantes candidatos), es indescontable.

La polarización de la elección, como en 2010 (esta vez entre Germán Coutinho y Andrés Lima), supone que los electores de Fonticiella, saben ahora que en caso de ganar la coalición del FA, el Intendente será Lima; igual que los electores de Soto, que deben tener claro que su voto también consagra ese mismo resultado.

El explosivo crecimiento de Germán Coutinho en las preferencias electorales (virtualmente duplica a Lima), muestra otra vez la característica transpartidaria de la anterior elección, los electores que lo llevaron al triunfo en 2010 eran de todos los partidos, y esta oportunidad está ocurriendo lo mismo, y es una singularidad de nuestro departamento; una coalición política formal, enfrentada a una “coalición” cívica espontánea.

Pero con toda la interacción que existe entre las encuestas y la realidad, que hemos analizado en sus aspectos más notorios; lo verdaderamente importante es la realidad y la forma en que la ciudadanía resuelve finalmente como emitirá el sufragio. El 10 de Mayo, será el veredicto definitivo de la realidad traducido en lo que constituye la encuesta perfecta; el voto por medio del cual todos los ciudadanos hacen conocer en forma definitiva cual es su opinión.

Be the first to comment

Deja un comentario