La Policía derivó a Interpol el caso de la “Ballena Azul” de Rivera

El ministro Eduardo Bonomi dijo que lo que sucedió con la adolescente de Rivera, que se lastimó el brazo al participar en el desafío, “realmente es un tema lamentable”.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, habló sobre el polémico juego denominado “la Ballena Azul”, que luego de aparecer en países europeos llegó a América del Sur, incluyendo nuestro país, donde hay una joven internada en Rivera tras lastimarse el brazo.

Bonomi dijo que lo que sucede con el juego “realmente es un tema lamentable”. Y dijo que “en América del Sur se ha confirmado que existe en Brasil y en Colombia, hay sospechas que existe en Chile también, y hubo en Rivera una niña que se ha cortado como resultado de este desafío”, comenzó diciendo el ministro Bonomi.

“La Policía de Rivera judicializó el tema y la Policía Nacional derivó la investigación a Interpol Uruguay”, indicó el jerarca.

Bonomi dijo que “esto es lamentable porque hasta ahora se dice como que es un juego que juegan los que tienen que pasar ciertas pruebas riesgosas, difíciles, y que terminan con la muerte del que participa”.

“El problema que el juego no es el juego del que pasa por esas pruebas, es el juego del manipulador, que tiene éxito cuando el manipulado se suicida. Por eso inducen al suicidio a adolescentes o personas con depresión psíquica, así los eligen y el que se cree que está jugando, en realidad están jugando con él”.

Una adolescente de 13 años fue internada el pasado martes en el Hospital de Rivera tras lesionarse al participar del juego “la ballena azul”, informó Telediario del Canal 10 de ese departamento. El caso es investigado por el departamento de delitos complejos de la jefatura de Policía departamental.

La joven presentaba cortes en un brazo con el diseño de una ballena. Según informó Telediario, ya había participado del juego en anteriores instancias y su curador (líderes que establecen los desafíos que los participantes deben cumplir) reside en Bolivia.

La “Ballena Azul” propone a los participantes 50 desafíos para cumplir: el suicidio es el último de la lista, con el que termina el juego. Su origen no está claro, pero todo indica que nació en Rusia hace un par de años a través de noticias falsas y se expandió a través de las redes sociales hasta llegar a Brasil, donde se han presentado los casos más graves.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook para unirse a grupos cerrados y poder participar en el juego. Los curadores suelen ser adolescentes con perfiles falsos o personas que viven en otros países, sin ninguna relación con los participantes, y que mandan los mensajes con las pruebas a las 04:20 hora local.

Entre los retos a ser superados hay algunos simples, como dibujar una ballena en un papel y otros más mórbidos, como cortarse los labios, hacerse un agujero en la mano, tatuarse una ballena en el brazo con una lámina o pasar 24 horas sin dormir viendo películas de terror.

Los participantes deben mandar pruebas gráficas de que han realizado y cumplido las pruebas.

Be the first to comment

Deja un comentario