La otra cara de ANCAP

Por Leonardo Silva Pinasco. Desde que la candidatura a la vicepresidencia del ex presidente de ANCAP, Raúl Sendic, entró notoriamente al Frente Amplio por la ventana, muchos vieron como había quien trataba de acomodar las fichas para 2019. Eso no gustó y esperaron su momento.

Lo cierto es que por una cuestión de “biología”, José Mujica no será nuevamente candidato a la presidencia de la República dentro de 4 años, y como Tabaré Vázquez no puede ser reelecto, entonces hay que buscar quien será el sucesor. A los frenteamplistas no les gusta que les impongan nada, mucho menos desde las cúpulas. Al menos, eso era así en 1971.

Hay, por tanto, sectores dentro del propio partido gobernante que están dando la batalla para que Sendic no sea candidato. Las declaraciones públicas del ministro de Economía Danilo Astori van claramente en ese sentido, llegando a mantener un debate epistolar con el ex presidente Mujica sobre las “verdaderas” razones del déficit de ANCAP. Pero resulta que para el FA es más delicado para su futuro en el gobierno asegurar la paz, por lo que esta tarde habrá una reunión para llamar al orden tanto a Mujica como a Astori, en vez de analizar qué pasó realmente en ANCAP.

Lo cierto es que el camino de Sendic a una posible candidatura ya quedó trunco. La investigadora se expedirá en un par de meses pero las pruebas contra la mala gestión del vicepresidente abruman a cualquiera. No pudo probarse corrupción, y eso es buena cosa, pero no alcanza para el futuro de Sendic.

Be the first to comment

Deja un comentario