“Hay un proceso de transnacionalización y extranjerización de la producción que es muy evidente”

received_10208397377035762El año pasado se cumplieron 200 años del “Reglamento Provisorio de la Provincia Oriental para el Fomento de la Campaña y Seguridad de sus Hacendados”, conocido como el Reglamento de Tierras de Artigas. Por este motivo se realizó un Seminario en la sede local de la Universidad de la República bajo el título “La tierra en Uruguay, a 200 años del Reglamento Artiguista”. En dicha oportunidad, entre otros oradores, expuso sobre “El Agro Hoy” el Ing. Agr. Pedro Arbeleche, Director del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Agronomía. Por la importancia del análisis aportado por dicho catedrático, compartimos un resumen del mismo.

EL AGRO HOY
“¿Qué significa el Uruguay agrario del siglo XXI? Un Uruguay que luego de 60 o 70 años que hablábamos de un agro estancado, a partir del comienzo de este nuevo siglo hay una dinámica de crecimiento de expansión que no tiene precedentes en Uruguay, que acompaña una serie de consecuencias de cosas que existen. El principal causante –hay muchos- de eso es la soja. La aparición de la soja en Uruguay a principios del siglo XXI es el objeto emblemático que lleva a que el Uruguay cambie, y cambie en forma importante”.

“Cambia la gente que explota en el campo, si bien no cambian todos, los que tienen poder y los que dominan gran parte de la tierra, cambia. Por eso hay la aparición de nuevos actores y hay un cambio de organización de la producción agropecuaria muy importante”.

FACTORES DEL CAMBIO
“Varios factores explican esto. Primero, un gran cambio tecnológico. Asociado a la agricultura aparecen los transgénicos, aparece la siembra directa, aparecen en definitiva, una serie de cambios tecnológicos que impulsan el cambio del agro”.

“Si uno mira hace 40 o 50 años, no habían grandes máquinas que hoy andan por el campo y no ve la gran cantidad de silos que hoy encuentra en la carretera ni tampoco ve la gran cantidad de camiones. Uno hace 20 años andaba por la ruta y andaba tranquilo, hoy anda con camiones uno al lado del otro”.

“También tenemos el incremento de la demanda mundial, en esto tiene mucho que ver China y la India como demandantes de nuestros productos. Nos hacen más tercermundistas en el sentido que vamos a ser los que alimentamos a un mundo que ya no es el europeo ni el estadounidense sino que también es China”.

“Esto genera un crecimiento en escala en las empresas agrícolas. Hace 30 años si uno hablaba de un gran productor hablaba de 10 mil hectáreas, hoy hay productores que tienen 200 y 250 mil hectáreas. No sé si son productores, pero si empresas que tienen 200 y 250 mil hectáreas. O sea, el grande ya cambió, la escala cambió. Esto genera concentración productiva”.

“La agricultura por un lado, liderada por la soja y la forestación por otro, presionan a la ganadería. La presión, sacándole por un lado sus tierras, le obliga en muchos casos a intensificarse. Y también genera una fuerte presión sobre lo más preciado que tenemos que son los recursos naturales”.

received_10208397377195766CÓMO ES LA EXPANSIÓN
“Lo primero que tenemos que diferenciar es por el rubro productivo. Por eso hablé de la forestación, la agricultura y la ganadería, porque según lo que pasó en cada uno de ellos, los cambios son diferentes”.

“Hay un proceso de transnacionalización y extranjerización de la producción que es muy evidente, lo podemos constatar, hay cifras que lo indican. Si es bueno o es malo, cada uno lo puede pensar. Alguien me dijo una vez, todos somos hijos de inmigrantes. Es cierto, pero los inmigrantes, que eran nuestros padres se quedaron acá, mientras que hoy los recursos generalmente se van para otro lado”.

“Se ha dado un proceso de concentración, de exclusión y con estrategias diferentes, con políticas públicas que aunque no se diga en forma explícita, son diferenciadas”.

NUEVOS ACTORES
“Para simplificar, hace unos años hablaba de agricultura familiar y empresarial. Hay una agricultura familiar que tiene cierta conformación (de la cual no voy a hablar), pero existe una agricultura empresarial que se diferencia en dos, en la agricultura tradicional donde el productor existía. Es decir, si uno iba a un predio y encontraba a una persona física, ese era el productor. Hoy va a una empresa y probablemente uno pregunte quién es el productor y le contesten que no saben. Es alguien que vive, capaz que en Alemania o en otro lado o es un fondo de inversión. Por eso vamos a distinguir en la empresa tradicional y en la empresa en red con nuevos actores”.

DIFERENCIAS ENTRE TIPOS DE EMPRESAS
“La empresa tradicional, era capitalista, generaba ganancias en base a la tierra o a la renta de la tierra y en base a la combinación de patrimonio. Es el típico estanciero o empresario nuestro que teníamos hace 30 o 40 años, basado en la utilización de mano de obra asalariada, con un complemento de mano de obra temporal y con una importante proporción de capital fijo. O sea, alguien entraba y tenía tierra, maquinaria, con un capital que no era fácil salir o entrar porque ese capital uno lo invertía por muchos años, con generación de lucro o ganancias a través de lo que genera la propiedad de la tierra y la ganancia generada por el proceso productivo, como dos cosas unidas”.

“La base de este modelo era una elevada integración interna de actividades, un esquema de producción básicamente basado en la cantidad y no en la calidad. O sea, se buscaba producir mucho. En general, el productor se basaba en su autofinanciamiento o utilizaba el crédito bancario”.

“En el otro extremo y a partir del año 2000, aparece la agricultura de los inversores donde lo único que importa es la ganancia rápida. O sea, es la acumulación de producción y financiera lo que importa, y se apoya sobre tomar riesgos y ser flexibles, lo que significa que si uno no tiene ni tierra ni maquinaria ni capital fijo propio, lo único que tiene es capital circulante, que es el que hace trabajar. Como otra característica, si tiene que salir, puede hacerlo rápidamente. Es decir, entra y sale rápidamente, se expande, va generando lugares donde se genera producción. Si eso ocurre, y si el precio de la soja funciona y anda bien, sigue expandiéndose. Si el precio de la soja cae, sale y se va”.

“Como lógica, tiene un comportamiento similar al de la industria (…) En este modelo de productividad creciente, un avance es el contrato. Acá hay contrato para todo. O sea, tomo tierra, hay un contrato, existe un contrato porque el contrato de palabra desapareció”.

“Estos nuevos actores generaron cambios en los modelos de gestión. El productor en Uruguay hacía agricultura y lo combinaba con pasturas porque eso era sustentable. Pero aparecieron estos nuevos modelos de agricultura continua y nos contagiamos, ahora todos hacemos agricultura continua, por lo que obligamos al Estado a generar un decreto que organice el uso del suelo”, como forma de preservar para el futuro el medioambiente de nuestras tierras.

EVOLUCIÓN POR PRODUCCIONES
“¿Qué pasó en Uruguay en los años 90, 2000 y 2011? Uno puede apreciar en el litoral del país el desarrollo de la forestación y la agricultura, mientras que al norte se aprecia la producción ovina. La evolución demuestra que la producción se fue perfilando hacia la agricultura y hacia la forestación, donde la agricultura familiar no tiene lugar, quien manda son las grandes empresas, que son las que producen. Así que los productores familiares se van a la ganadería o a la lechería”.

“La soja en el año 2000 tenía 10 mil hectáreas y hoy hay un millón trescientas mil hectáreas. O sea que el 8 o 10% del Uruguay de un total agrícola que se puede producir de unos 2 millones, está ocupado por la soja, y por más que hayamos aplicado reglamentos, la soja sigue firme en un millón trescientos mil. Lo único que la puede bajar es el precio, si el precio baja, puede ser que la saque, pero por ahora sigue siendo un commoditie que mejor le va a las empresas”.

“¿Qué había en el año 2000 en la agricultura? Habían pequeños productores, medianeros chicos y grandes, y había empresarios medios y grandes, pero acá estamos hablando de 5 a 10 mil hectáreas, donde había tierra y maquinaria en propiedad, donde el medianero también en general hacía agricultura y donde normalmente dejaba una pradera”.

“¿Qué ocurrió? Apareció gente, a los que en un principio llamé ‘gerenciadores agrícolas’, porque lo que hacían era tomar tierras agrícolas y gerenciarlas. Pero aparecieron grandes empresas argentinas que empezaron, primero con contratos a muy corto plazo, que se pagaban hasta 3 años por adelantado y en dólares. Obviamente, todo aquel productor local y medianero que estaba acostumbrado a hacer con lo que podía su agricultura y que con la cosecha pagaba al dueño del campo, quedó afuera. No tenía forma de competir”.

“A su vez comenzaron a aparecer grandes agrícolas ganaderos que también empezaron a hacer agricultura y ganadería en forma importante. Hay datos que muestran que alrededor de 10 años, más o menos la mitad de los productores familiares y los pequeños, salieron de la producción”.

“Aparece una figura que en los años 60 existía, aquel que ya vivía de rentas. En los años 60 y 70 prácticamente no había quien en Uruguay dijera que vivía de rentas, desapareció el rentista, que vuelve a aparecer en esta época. O sea, acá hay ganadores, los dueños de la tierra que la alquilaban a las empresas también eran ganadores porque generaron buenas rentas de tierra”.

received_10208397376755755ETAPAS
“Encontramos dos etapas como mínimo. Tenemos una etapa del 2000 al 2006, con empresas en red, muchos abandonaron la producción porque el uruguayo estaba muy endeudado y tuvo que salir a pagar deudas. Las oportunidades por el precio de la tierra subieron en forma importante, por lo tanto, muchos salieron, vendieron sus mejores tierras, algunos se fueron a zonas ganaderas, otros prefirieron arrendar sus tierras y así subsistieron”.

“Y muchos se transformaron, los productores pequeños se pusieron a vender servicios. O sea, fueron generando un equipo de maquinaria que les permitió entrar justamente en la venta de servicios”.

“Una segunda etapa, desde el 2007 o 2008, los primeros aventureros se retiran y comienzan a retornar a Argentina, y hay nuevamente un cambio de productores en Uruguay. Hay muchos locales, que pasada esta primera invasión, empiezan a pensar, si alguien puede hacer la agricultura en la tierra que yo le estoy arrendando, contratando absolutamente todo (maquinaria, equipo técnico, insumos), ¿por qué no lo puedo hacer yo? Por eso, muchos volvieron y empezaron recuperar sus tierras y a hacer agricultura, pero con el formato de la agricultura argentina”.

“Las transnacionales de comercialización entraron finalmente en el agro; es decir, las grandes transnacionales vendedoras y compradoras de insumos entran en la producción directa, llevando a que los precios de los arrendamientos se multiplicaran por 7 o por 10 en pocos años”.

Be the first to comment

Deja un comentario