Hambre e infancia

Luego de la contienda electoral surgen voces discrepantes desde las mismas tiendas del gobierno en distintas áreas. La más preocupante refiere al reconocimiento que hizo Pablo Anzalone, director de Salud de la intendencia de Montevideo, sobre que cuesta decir que “el 4% de los niños pasa hambre en Uruguay”.

Quien salió a responderle fue la ministra del MIDES, Marina Arismendi, quien sostuvo que “no están pasando hambre porque estaríamos en una omisión absoluta” y que en definitiva Anzalone, se equivoca.

Sin embargo, la primera Encuesta Nacional de Salud, Nutrición y Desarrollo Infantil, elaborada por la OPP, la Facultad de Ciencias Económicas de la UDELAR y el Instituto Nacional de Estadísticas sostiene que en niños de hasta 12 años el 31% tiene anemia (empobrecimiento de la sangre por disminución de glóbulos rojos y hemoglobina). En niños entre 3 y 11 meses de edad el porcentaje llega al 40%. En el 70% de los niños la ingesta de hierro fue menor que la requerida. Que el 15% de las mujeres padece anemia en el primer trimestre del embarazo. Y que en el tercer trimestre, llega a un 26%.

Pero además, el 8,9% de estos niños fue víctima de “inseguridad alimentaria moderada” y el 28,3% de una falta de seguridad leve. Un 56,8% entró en el casillero de “seguridad”. Un 4,3% padece “inseguridad alimenticia severa”. También durante la semana pasada, docentes del Liceo de Parque del Plata denunciaron que 50 de los 300 alumnos que van al turno de la mañana llegan al centro con hambre. Ampliaremos.

Be the first to comment

Deja un comentario