Fue un 5 de febrero

Arregui RoquePor Roque Arregui. Fue un 5 de febrero de 1971, que quedó registrado en la mejor historia de nuestro país la creación del Frente Amplio.

Como lo expreso en el libro de pronta aparición sobre la Historia del Frente Amplio:
“El 5 de febrero de 1971 en horas de la mañana, se constituyó el Frente Amplio en el salón de los Pasos Perdidos del Palacio Legislativo, en una reunión presidida por Zelmar Michelini, en el que estuvieron presentes once organizaciones políticas, personalidades que suscribieron la convocatoria publicada por el semanario Marcha.

Entre los invitados especiales estaba el General Líber Seregni ( que había solicitado el pase a retiro del Ejército) y el Presidente de la CNT (Convención Nacional de Trabajadores) José D’ Elía.

Nacía el Frente Amplio, fuerza política que cambió la historia del país y que hoy por tercera vez consecutiva tiene a su cargo la responsabilidad de la gestión del gobierno nacional.

Hicieron uso de la palabra: Juan P. Terra (PDC), Baliñas, José Pedro Cardoso (PS), Héctor Rodríguez (GAU), Luciano Da Silva (MRO), Jorge Durán Mattos (escindido del herrerismo), Pedro Bonavita (FIDEL), Luis Naguil (POR), Jorge Andrade Ambrosoni ( Mov. Soc.), Rodney Arismendi (PCU), Rodríguez Camusso (MBPP) y Zelmar Michelini (PGP-99).
Allí se aprobó una declaración política que se refirió al gobierno de la oligarquía, a la polarización inevitable que se estaba registrando y a las bases programáticas de la unidad. Concluyó en una declaración y llamamiento.”

La creación del Frente Amplio no fue una invención de un grupo de dirigentes, fue la culminación de un proceso de maduración de las fuerzas de izquierda y progresistas para cambiar el rumbo autoritario y de postergación de las grandes mayorías del país a través de sus políticas económicas. Los dirigentes sí que estuvieron a la altura de sus responsabilidades. Se trataba de unir las fuerzas que enfrentando la situación de los últimos años luchaban para la construcción de un país mucho más justo, más libre, más solidario y más democrático.

La contribución del Frente Amplio a la Democracia de nuestro país ha sido fundamental y vital. Su dura lucha contra el autoritarismo y la dictadura y el caro tributo pagado por sus militantes, sufriendo la tortura, desapariciones, destituciones, proscripciones, exilio y hasta la propia vida, son testimonios del compromiso irrenunciable de la fuerza política con la Democracia.

Restaurada la Democracia, El Frente Amplio enfrentó decididamente una política económica impulsada por los gobiernos de los partidos tradicionales que fue claramente postergadora de los problemas de la gente, en el que la justicia social no fue una prioridad y el país terminó cayendo en la más grave crisis económica, financiera y social que haya vivido.

Fue el pueblo uruguayo, que expresándose libre y democráticamente en las urnas, le confirió al Frente Amplio la responsabilidad de la gestión del gobierno nacional a partir del 2005, y para ello, en libérrima decisión le otorgó la mayoría parlamentaria.

Es este Frente Amplio el que le ha cambiado la vida al país, en justicia social, en calidad de vida de su gente, en el sustento económico y financiero y hasta en el propio ánimo de la gente.

Tanto es así que en las dos elecciones nacionales siguientes, el pueblo uruguayo en ejercicio de su soberanía le viene renovando su confianza para que continúe la gestión, otorgándole a su vez las necesarias mayorías parlamentarias que le permiten tener gobernabilidad, porque todavía queda mucho para seguir cambiando y transformando en la permanente construcción de nuestro querido país.

Be the first to comment

Deja un comentario