“Es la creciente más grande junto con la del 59”

albisu y despidosCarlos Albisu es integrante desde hace cinco meses de la Delegación Uruguaya ante la Comisión Técnico Mixta (CTM) de Salto Grande, además de presidente de la Comisión Departamental del Partido Nacional, reelecto el pasado 17 de diciembre. Dialogamos con él sobre los rumores alarmistas que circularon sobre el estado de la represa en esta creciente histórica del río Uruguay, respondió si la represa ha generado o no energía en esta crisis y sobre la presencia de Macri en Concordia y de Lacalle Pou en Salto que generó la crítica del presidente Tabaré Vázquez.

– Con esta última crecida del río Uruguay se han dicho muchas cosas, incluso en algunos medios de comunicación han levantado rumores malintencionados, como que se ha estado a punto de dinamitar la represa porque estaba por colapsar, que de suceder esto el agua iba a llegar a Plaza Artigas, que nos íbamos a quedar sin agua en la ciudad, lo que provocó mucha preocupación en la población.
– Hace apenas 5 meses que estamos en la CTM, pero ya nos contaron de adentro que habitualmente se da ese tipo de cosas en las crecientes grandes como la del 2009, la del 98 o incluso en la del 92. Como soy nuevo en esto, corría ante cada una de esas falsas alarmas porque como uno es de acá, con muchos conocidos, entonces por diferentes medios se comunicaban con nosotros con esos miedos, y ahí tratábamos de bajar un poco la pelota porque realmente genera miedo, incertidumbre. Ubiquémonos en lo que fue el martes y miércoles de la otra semana, que entraba agua de arriba, de abajo, del costado, por todos lados, porque la lluvia fue impresionante, se llovió todo. Tenemos localidades del departamento que en 3 horas llovieron 126 milímetros, solo en la ciudad de Salto 130, tenemos en Arapey 296 milímetros en 12 horas, en Artigas se llovió todo también. Entonces, era un momento en que cualquiera que arrimara este tipo de información falsa, prendía perfectamente porque realmente era mucha la incertidumbre.

Entonces, en eso hemos tratado de salir a aclarar siempre, bien utilizamos a muchos periodistas como comunicadores por medio del WhatsApp tratando de darles la información en tiempo y forma a medida que iba saliendo del área de Hidrología para así poder a través de ustedes informar a la población, si bien el camino protocolar de Salto Grande, y así se hace todas las mañanas, es enviar a las 10 de la mañana esta información al CECOED. Pero sabíamos que a lo largo del día empezaban a surgir este tipo de alarmas diciendo que se iba “a 18 o a 19 metros” (la altura del río), “se rompe la represa”, “está fisurada”, todo ese tipo de cosas, por lo que nos veíamos en la necesidad a través de esos canales para bajar los decibeles de algunas noticias y comunicar bien en un momento en que había mucha incertidumbre y miedo en la gente.

– Antes nos preocupábamos si llovía al norte de la cuenca del río, ¿hoy eso cambió?
– Los informes que tenemos es que el agua del río iba a estar estable algunos días, siempre que, y tenemos que subrayar esto, los pronósticos no cambien. La lluvia de abajo, que antes no tenía valor, hoy lo está teniendo por el efecto taponamiento, por lo que el río no corre con la velocidad que tiene que correr, por eso hoy tiene un valor. Ni qué hablar la cuenca mediata, que es el agua que te llega enseguida. La que está más lejos importa pero ahí tenemos un margen de maniobra.

– ¿Qué hubiera pasado si no teníamos la represa? Los datos que hay, indica que ya se habría superado algunos números de la inundación del 59.
– Hubiera sido superior, si. Realmente la represa hace ese juego de amortiguar la creciente que efectivamente deberíamos tener, que inclusive en esta creciente ya se preveía. Se pudo bajar el lago a 31 metros, no pudimos bajarlo más porque recordemos que desde setiembre veníamos con inundaciones que no llegaban a la altura de esta pero que tampoco nos dio nunca respiro. Pero fijémonos que hubo inundación histórica en Paraguay, también en el norte argentino, en el sur de Brasil y también en Artigas, donde hizo mucho daño.

– Las imágenes que han podido verse de la represa trabajando en esos días más complicados impresiona, ver casi a la par el agua del embalse con la de aguas abajo de la represa…
– Es histórico lo que se está erogando, como también la altura que llegó el lago, que fue la máxima en estos 35 años. Es la creciente más grande junto con la del 59…

– Han informado de CTM que cuando la situación del río es esta, la represa no puede generar energía. Sin embargo, me ha llegado información que las turbinas han estado trabajando y generando energía, o sea que no solamente han estado largando agua. ¿Es así?
– Claro, pero prácticamente no operan. La generación grande se da por un tema de diferencias, con un lago alto y un río bajo, ahí es cuando más genera por la fuerza de la caída del agua. En la medida que se va achicando esa brecha, se genera menos. Generar, va a generar siempre, pero puede generar mucho o poco. En este caso genera mucho menos que en una situación normal. Aparte está toda esa agua que está saliendo por los vertederos que es agua que no genera, eso se pierde. Uno entiende, porque la gente dice, “mirá todo lo que estará generando la represa con esa agua”, y es justamente al revés, es cuando menos se genera. Eso para nosotros pasa a un plano secundario porque acá lo realmente importante pasa a ser manejar situaciones del río y que todo esto pase lo antes posible porque hay mucha gente sufriendo.

– ¿Estuvo este domingo pasado con el presidente argentino Mauricio Macri?
– Si, fuimos a Concordia en la mañana, pasamos antes por Hidrología como casi todas las mañanas. Estuvimos con el Jefe de la Prefectura Nacional, Luis Alberto Heiler, informando de la situación del embalse…

– ¿Autoridades que vinieron con el presidente?
– Ellos ya estaban acá, vinieron con el Ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, que habían venido con la vicepresidente Michetti. Estaba también el gobernador Gustavo Bordet y el intendente Cresto. Intercambiamos información, nos contaron el plan de contingencia que habían armado. Macri llegó en el avión, en unos minutos el intendente de Concordia le mostró la situación con un mapa, que luego la recorrió en helicóptero. Estuvo en una escuela donde hay damnificados, después se fue a la sala de convenciones, donde lo estábamos esperando para dar una conferencia de prensa. También charlamos con el intendente Cresto que al igual que Salto, Concordia se vio desbordada de algo que nos ha caracterizado en la región que es la solidaridad.

– Junto a la visita de Macri a Concordia, se dio también la visita de varios senadores nacionalistas, entre ellos Luis Lacalle Pou. Ambas situaciones molestaron al presidente Tabaré Vázquez, quien sostuvo que el gobierno nacional estuvo desde el primer día junto a los evacuados y no esperó a comer pan dulce para aparecer y sacarse fotos pensando en la campaña electoral. Usted estuvo en ambas instancias, ¿qué piensa de las declaraciones de Vázquez?
– En esto cada uno se maneja como le parece y de acuerdo a su conciencia. Yo voy a hablar de Luis Lacalle Pou, que nos llamó el viernes de noche para decir que se venía de Artigas y quería venir a Salto también para ponerse a la orden. Acá no fue sacarse fotos con los damnificados, acá lo primero que se hizo al bajar del avión es ir al CECOED. Esa misma mañana que nos habló Lacalle Pou hablamos con el secretario Fabián Bochia para informarle a él y al intendente que venían los senadores. A ellos les pareció bárbaro. También vino a la tarde de ese mismo día el presidente del Congreso de Intendentes, Sergio Botana, para ponerse a las órdenes. Acá cada cual se maneja de la manera que piensa que puede hacer algún aporte. Lacalle junto a Heber, Javier García y Carol Aviaga, les pareció que tenían que estar acá en el lugar y enterarse de primera mano con las autoridades, que en este caso es el CECOED, de la situación real sobre los evacuados, saber si el gobierno nacional estaba apoyando y si necesitaban algo. Eso las autoridades del CECOED lo vieron bien, inclusive con la etapa que si dios quiere viene ahora que es la vuelta a casa, con todo lo que se necesita, donde recién ahí se comienza a evaluar las pérdidas materiales. También en tratar desde el Parlamento, en sesiones especiales porque se encuentran en pleno receso, tocar este tema a través de un área del Presupuesto, como nos dijo el senador Javier García, que está para lo que tiene que ver con fenómenos o catástrofes naturales, y ayudar así a los damnificados y al Departamento que han quedado muchas cosas devastadas, como en caminería que ya venía mal, y también una situación que ya estábamos viendo previo a esto que son los productores hortifrutícolas que debieron sufrir las inclemencias climáticas y tormentas muy fuertes que les voló invernáculos y con lluvias por las que algunos productores han tenido pérdidas totales. Situación similar padecieron los productores arroceros. Así que acá, cada uno colabora de la mejor manera que le parezca.

Respecto a Macri, bueno, tiene su estilo, y su conciencia le dijo que tenía que estar. Ayer un amigo ponía en twitter que le dijeron que Macri no iba a parar la inundación por estar ahí, y él ponía un ejemplo que se lo pedí prestado, que es como cuando uno tiene un familiar en el CTI, atendido por los técnicos actuando sobre la enfermedad para tratar de curarlo, pero como familiar, ir a visitarlo le alimenta el alma, le da un apoyo y muchas veces solo con esa presencia, uno logra muchas cosas. Y yo creo que se trata justamente de eso, cada uno lo puede medir como quiera. Ni los que no vienen están mal ni los otros están muy bien por estar. O sea, eso depende de cada uno. Eso sí, de lo último que tendríamos que estar hablando es de política, unos apoyan de una manera y otros lo hacen de otra. No quiero ingresar a ninguna polémica política porque justamente eso es lo último que necesita la gente que está pasando por el duro trance de ser un inundado. Capaz dentro de un mes, podremos tener todas las discusiones o lecturas del tema que quieran, pero hoy se necesita que estemos todos unidos trabajando, que es lo que buscó el otro día Lacalle cuando vino, ponerse a las órdenes de un intendente que no es blanco, pero que acá las banderas se bajan y todos estamos para dar una mano, en el momento en que la gente precisa que estemos todos unidos, ayudándolos.

Be the first to comment

Deja un comentario