Ensayo, error y corrección

editorialPor Leonardo Silva Pinasco. Cada acto de gobierno que realiza el intendente en materia de basura y recolección es un reconocimiento tácito que desde que asumió, ha tenido un serio problema de gestión.

Más allá de los también notorios problemas materiales con los que debido enfrentarse este gobierno, el problema de gestión terminó siendo algo inesperado, al menos para los salteños. Pero lo importante en todo esto, es saber reconocer las equivocaciones cometidas y corregirlas.

Quedó claro que al intendente no le ha temblado el pulso para hacer los cambios que entienda conveniente para mejorar el área de Servicios Públicos, destituyendo a su encargado y hacer un nuevo nombramiento, dejando de lado la amistad y tantos kilómetros recorridos por las calurosas rutas del interior del departamento en los últimos cinco años (al menos) y a cada reunión barrial a la que el entonces diputado concurrió. Siempre estuvo a su lado como fiel escudero y secretario. Me refiero a Luis Trindade, quien termina siendo apartado del entorno directo del intendente y desplazado a Termas del Arapey. Veremos cómo le va a su sucesor.

Pero además, adoptó otras medidas. Centralizó los reclamos de los vecinos en un único número de teléfono (473 34005), que recién comenzó a funcionar al día siguiente de lo anunciado, según pudimos constatar. Sumado a medidas sancionatorias a los malos vecinos que tiran en cualquier lado irresponsablemente la basura. Medidas que se nos ocurren van por el camino correcto y habrá que esperar si dan resultado.

Be the first to comment

Deja un comentario