En cartelera: “Insidious 3” y “Spy: una espía despistada”

insidious“La Noche del Demonio 3” es la nueva cinta de la aterradora serie de horror que se estrenó ayer en Salto. Escrita y dirigida por Leigh Whannell, co-creador de la franquicia.

La trama de la película se ubica varios años antes de que la familia Lambert afronte los eventos fantasmales y de que Elise libre las batallas contra los espíritus del Más Allá en “La Noche del Demonio” y “La Noche del Demonio 2”. Esta precuela narra cómo Quinn Brenner (Stefanie Scott), una chica adolescente aspirante a actriz, siente que su difunta madre intenta comunicarse con ella y busca la ayuda de Elise, una psíquica excepcional.

Elise desea proteger a la sensible Quinn, pero en el pasado de Elise ocurrió una tragedia y ella es reacia a usar sus habilidades. Poco tiempo después Quinn se recupera en su casa debido a un accidente, mientras su padre viudo Sean (Dermot Mulroney) se esfuerza en mantener unida a su familia. Entonces Quinn es atacada en su cuarto por un malévolo ente sobrenatural, por lo que Sean suplica a Elise que le ayude.

© 2015 Sony Pictures Releasing GmbHLidiando con su fe y con su sentido del deber, Elise invoca todos sus poderes para comunicarse con los muertos y cuenta con el apoyo de dos nuevos asistentes, Tucker (Angus Sampson) y Specs (Leigh Whannell), parapsicólogos sin título.

Obligada a aventurarse en las profundidades del Más Allá para proteger a Quinn, Elise pronto se encuentra frente al más implacable enemigo que haya visto jamás: un demonio con un insaciable apetito por las almas humanas.

Universo de Insidious. Imagina un mundo que existe a tu lado cada día, más espeluznante que tus peores pesadillas, se filtra en tu vida despierto a través de tus sueños. En este mundo habitan los muertos y los nunca-vivos en conflicto con el mundo de los vivos.

Estos moradores demoníacos quieren pasar de un mundo al otro. Algunos fantasmas buscan entender sus muertes, otros espíritus añoran reconectarse con sus seres amados. Pero muchos de ellos arden en deseos de exorcizar su furia, mantener su envidia, ejercer su odio y resentimiento, por lo que exigen venganza a cualquier costo.

Este inframundo es El Más Allá, creado por Leigh Whannell y James Wan en sus exitosas películas “La Noche del Demonio” (Insidious, 2010) y “La Noche del Demonio 2” (Insidious, Chapter 2, 2013). Con “La Noche del Demonio 3”, la terrorífica serie de horror da un giro incluso más oscuro a El Más Allá.

https://www.youtube.com/watch?v=hmAxxXpwJ2o

 

spySPY: UNA ESPÍA DESPISTADA
Melissa McCarthy es Susan Cooper, la asistente del estereotipado y elegante agente secreto Bradley Finn (Jude Law) de quien está, además de feliz por ayudarlo en las misiones, perdidamente enamorada. Pero un día Bradley es asesinado en medio de una peligrosa misión en la que intentará acercarse a Rayna Boyanov (Rose Byrne), terriblemente mala y con intenciones de matar a quien se le cruce en el camino. Susan es reclutada como agente en acción, para acercarse a la misteriosa mujer antes que ésta venda una bomba nuclear.

spy.2Paul Feig, un clásico hacedor de comedias, impregna a “SPY: Una espía despistada” de un cuidadoso timming y de golpes y porrazos que no hacen otra cosa que reafirmar a Melissa McCarthy como uno de los nuevos exponentes de la comedia ácida y mordaz más corrosiva. Película con clave física (el cuerpo se expone en todo sentido) y verbal, es tan exacta -la precisión del guión- que justamente sorprende. Será por eso que Susan no teme ponerse en ridículo ante cada una de las misiones que será expuesta: pasará de amante de los gatos, a una sexagenaria solitaria, o a una madre soltera con cuatro hijos que parecen salidos de un campamento Amish, debiendo adaptarse a cada situación. Pero Feig no sólo expone al ridículo a ella, también será objeto de burla el agente Rick Ford (con una creación completamente diferente de Jason Statham), un imbécil y borracho que se cree más que lo que realmente es, y que meterá la pata en cada paso que intente dar en la misión.

spy.3La película fluye a fuerza de gag y golpe de humor negro, convocando a lo corrosivo como material de corte para cada uno de los chistes que a lo largo del metraje apuntalan las divertidas misiones de los protagonistas. Como exponente de género, “SPY: Una espía despistada” cumple con todos las premisas necesarias para conformar su verosímil historia, potenciando aquellas características comunes a los films de espías y aprovechando la tecnología y efectos especiales para redoblar su apuesta. Feig filma todo con sobriedad y dinamismo, uno de los puntos a favor de la cinta.

Be the first to comment

Deja un comentario