En 2015 se perdieron 27.600 empleos y prevén más caída

grafica desempleoEn 2015 se evidenció un deterioro del mercado laboral a tono con el enfriamiento de la economía. Se perdieron unos 27.600 puestos de trabajo en promedio frente a 2014 y el promedio anual de desempleo subió de 6,6% de la Población Económicamente Activa (PEA) a 7,5%, el mayor desde 2008.

Esto implicó que durante 2015 en promedio unas 134.500 personas buscaron trabajo sin éxito, aproximadamente 15.600 personas más que en 2014.

Para los analistas, estos números indican que el mercado laboral durante el año pasado se acopló a la desaceleración de la actividad y prevén que esta tendencia se mantenga este año.

Según informó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de desempleo en diciembre fue de 7,4% y marcó un descenso de medio punto porcentual respecto a noviembre. Pero aumentó 0,9% en comparación con el último mes de 2014 y es el registro más alto para diciembre desde 2007.

La tasa de empleo se ubicó en 59,8% en diciembre y el promedio anual cerró en 59%, el menor valor desde 2010. A su vez, este indicador tuvo para el último mes del año su registro más bajo desde 2008. El número total de empleos en diciembre fue 1.683.000 mientras que en el promedio del año alcanzó 1.661.000 aproximadamente.

Mientras que la tasa de actividad en diciembre fue 64,6% y la media del año llegó a 63,81%, cifra 0,88% inferior al promedio de 2014. Estos números reflejan que la cantidad de personas que buscaron trabajo cayó respecto al año anterior en 5.600.

Al analizar estos registros, el director nacional de Empleo, Eduardo Pereyra, dijo a El País que “hay una situación estable en el entorno del 7,5% y eso es positivo” aunque admitió el deterioro del mercado laboral durante 2015. “Ante muchos augurios de que iba a haber una situación agravada del mercado de trabajo eso no está pasando, más allá que existen niveles un poco inferiores a los años anteriores”, añadió Pereyra.

El economista de CPA Ferrere, Germán Deagosto, dijo a El País que la suba del desempleo y la caída del empleo son “una señal más del cambio de ciclo de la economía uruguaya”. Analizó que el mercado laboral “tardó más en acusar el impacto de la nueva coyuntura de desaceleración” porque había mantenido buenos niveles hasta 2014, pero ahora “se consolidó el diagnóstico negativo” (ver gráficos).

Explicó que en 2015 el alza del desempleo fue acompañada de una caída de las tasas de actividad y de empleo, a diferencia de 2014 cuando creció la desocupación por la mayor oferta laboral y no por la destrucción de puestos de trabajo.

Mientras que Pablo Moya, economista de la consultora Oikos, expresó a El País que los números del año pasado muestran “un deterioro claro y muy marcado” del mercado laboral. Añadió que reflejan también “la destrucción de puestos de trabajo y la poca generación” de nuevos empleos.

Sectores
Según un informe de la consultora Deloitte, el año pasado la industria manufacturera perdió unos 13.000 puestos laborales y fue el sector más afectado. Lo siguen el servicio doméstico (con 7.300 puestos menos), la actividad primaria (5.600 empleos menos), enseñanza (2.600 menos) y construcción (2.600 menos).

En contrapartida, los sectores que tuvieron un saldo positivo en la generación de nuevos puestos de trabajo fueron el comercio (3.200 más que en 2014), el transporte y las comunicaciones (2.500 más).

El director de Empleo analizó que “si bien hay algunos sectores que muestran dificultades, hay otros que son generadores de puestos de trabajo y están muy dinámicos”. En este sentido, destacó la buena temporada de verano y la generación de trabajo en los sectores vinculados al turismo.

Al respecto, Deagosto señaló que “la pérdida de puestos de trabajo fue generalizada” en 2015. En Montevideo, la tasa de desempleo fue de 7,8% (había sido 6,7% en 2014) y en el Interior 7,3% (frente a 6,4%).

Perspectiva
El director de Empleo sostuvo que para 2016 espera mantener los actuales niveles de desocupación “por debajo del desempleo histórico estructural de Uruguay”. Señaló que estaría conforme si la tasa de desempleo se mantiene oscilando entre 7,5% y 8,5%.

Además, prevé una recuperación de la construcción a través del comienzo de los planes de obra públicas incluidos en el Presupuesto y los diferentes incentivos lanzados para el sector privado. “Se ha trabajado mucho en 2015 en formación laboral y fomento al emprendedurismo” y se espera ver los resultados de estas políticas en el correr del año, subrayó Pereyra.

Mientras que el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, dijo a El País que para 2016 “nuestra aspiración es tratar de no caer más, no vemos que vaya a haber crecimiento y si logramos mantener los niveles actuales ya será algo muy bueno”.

Tanto Moya como Deagosto coincidieron que la diferenciación del dinamismo laboral por sectores continuará en 2016, con una caída de la actividad vinculada a la industria y un mejor desempeño de los servicios. A su vez, los analistas esperan un repunte tanto de la economía como del mercado laboral hacia el segundo semestre de 2017. Corallo compartió eso y marcó como factor clave para la recuperación de la industria una mejoría de Brasil y una estabilización de los mercados internacionales.

Industria perdió 13.000 empleos
Según datos de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), durante el año pasado se perdieron más de 13.000 puestos de trabajo en el sector y en el análisis desde 2012 la cifra asciende a 32.000 empleos perdidos. “Quizás están trabajando ahora en otra actividad, pero no en la industria que fue para lo que se capacitaron”, señaló el presidente de la CIU, Washington Corallo.

Además, explicó que la capacidad instalada de las empresas industriales descendió en 2015, por lo que “no solo se prescinde de mano de obra sino que también se paran las maquinas”.

Este contexto negativo se debe en opinión de Corallo a la caída del poder de compra en el mercado interno y la baja demanda desde mercados externos claves como Brasil, Venezuela y Europa.

(Fuente: El País)

Be the first to comment

Deja un comentario