Elegir desarrollo

Monica-XavierPor Mónica Xavier. Ni ajuste, ni viejas recetas. El camino de nuestro país es inversión y no especulación. Es lo que nos ha permitido mejorar todos los indicadores económicos y sociales. Es lo que nos asegura seguir construyendo sólidas bases en el camino hacia el desarrollo y la inclusión. Ninguna de ellas es posible sin modernos sistemas de energía, comunicaciones y transporte. Ni tampoco sin gestión de gobiernos de cercanía.

El próximo domingo se celebrarán las elecciones departamentales y municipales con las cuales concluiremos un ciclo electoral que demandó más de un año -incluidas las campañas-. Lo primero, el proceso de desarrollo en marcha, y, lo segundo, la definición, a través de las elecciones, de programas de gobierno a implementar, tienen directa relación.

Nuestra fuerza política concibe un país integrado y así se está cumpliendo, con avances como nunca antes en el relacionamiento Poder Ejecutivo – Intendencias. Estamos construyendo un nuevo modelo de desarrollo, que utiliza como método la innovación institucional. Innovar en la forma de organizar la economía de mercado y de organizar la democracia política.

Desde que llega el Frente Amplio al Gobierno Nacional, se instala un diálogo permanente con todos los Gobiernos Departamentales, siendo considerados y reconocidos plenamente por la autoridad central. Y se ha cumplido rigurosamente con la asignación de los recursos definidos, sin mediar color político. Rompimos con una tradición de “chacras” y retaceo partidario, que le hacía muy mal a nuestro país y, en especial, al Interior.

Dentro de esta nueva realidad, las Intendencias Departamentales y -desde la aprobación de la Ley de Descentralización y Participación Ciudadana-, también los Municipios han asumido un papel fundamental en el desarrollo de sus territorios y comunidades. De esa manera se da respuesta a viejas demandas y necesidades a través de importantes inversiones para la gestión del territorio. En los últimos años, las inversiones que apuntalan desarrollo departamental ascendieron a más de 350 millones de dólares anuales.

¿Cuánto de esto le llega efectivamente a la ciudadanía? De pique, infinitamente más que antes. Los procesos de descentralización están pensados justamente para ello, para dar respuesta a lo que la ciudadanía reclama desde lugares que conoce perfectamente: su departamento, su barrio, su cuadra.

No se trata de palabras y frases azucaradas que brotan para campañas irresponsables. Queda demostrado por la realidad: espacios públicos, iluminación, pavimento y también -me atrevo a decir- sistemas de limpieza que se han modernizado en forma inobjetable. En este último punto la ciudadanos debemos tener autocrítica y evaluar cuánto hacemos por la limpieza de las ciudades y de nuestros barrios – no me caben dudas que en el Interior mucho más que en la capital -, y aprender del ejemplo que nos dan las nuevas generaciones – sensiblemente más conscientes de los problemas ambientales-

A la ciudadanía no se la satisface con una política meramente compensatoria – ni es la intención de nuestra fuerza política-. Se ha creado verdadera consciencia de oportunidades, infraestructura, instrumentos educativos y económicos. Y en ese camino están los procesos de integración progresistas. Claro ejemplo de ello es el Programa de Caminería Rural (PCR). Éste se creó en junio de 2013 con los fondos recaudados por la aplicación del Impuesto al Patrimonio a los inmuebles rurales con valor superior a 12.000.000 de UI (aprox. un millón y medio de dólares). Por esta vía se estima una recaudación anual superior a los 50 millones de dólares. ¿En qué se invierte? El 90% se destina a “la rehabilitación y mantenimiento de la caminería departamental fuera de las zonas urbanas” y el 10% se destina a la Universidad Tecnológica (UTEC).

Todo esto tiene que ver con las decisiones electorales. Primero fueron las de octubre – donde se definieron las mayorías parlamentarias-, las que votan estas iniciativas -; luego, las de noviembre – donde, con un impresionante respaldo, nuevamente, Tabaré fue electo presidente de todas y todos los uruguayos, quien fue el primer impulsor de los procesos descentralizadores -; y, finalmente, las que tendremos el próximo domingo 10 de mayo, -donde se decidirá si quedar atados a viejas tradiciones de clientelismo e ineficiencia o seguir apostando fuerte al cambio en marcha y elegir desarrollo-.

Be the first to comment

Deja un comentario