El pueblo empezó a firmar

Por Leonardo Silva Pinasco. “No es lo mismo salir a la cancha con el estadio lleno que con el estadio medio vacío”, dijo en el escenario del Teatro Larrañaga Juan Crescionini, integrante de la Comisión Intersectorial que busca la autorización de una extensión del IMAE Cardiológico del Sanatorio Americano en Salto.

Lo cierto es que el teatro estaba lleno, desbordante. Nada mejor que iniciar una cruzada buena, por la salud de la gente y contra las desigualdades que genera el eterno y maldito centralismo que impera en nuestro país, con un respaldo popular de la magnitud que vimos el martes a la noche.

El pueblo es sabio y sabe que se trata de una causa justa, buena y necesaria, y que a través de la herramienta de la firma se tratará de expresar en similares términos este pensamiento a las autoridades metropolitanas que solo están pensando en cuidar el negocio de unos pocos. Porque mientras las autoridades nacionales hablan de dinero, todos los demás hablamos de vidas humanas. Esa es la gran diferencia que tenemos que sortear entre todos.

La participación anoche del intendente de Salto, firmando y consiguiendo además una declaración por unanimidad del Congreso de Intendentes, echa por tierra el desatino cometido por la Mesa Política de su propia fuerza política, de la que ahora, pareciera, nadie quiere hacerse cargo, ni su presidenta, que le confió al presidente de APC que igualmente irá a firmar, lo que la dejará mal parada con sus propios compañeros. Pero allá aquellos con el doble discurso.

Be the first to comment

Deja un comentario