Desenchufaron la heladera…

congo billPor Congo Bill. “Boquita pintada” estaba como loco, agarrado de la manga del ministro Porro decía lagrimeando y con voz en falsete: “me acusaron de “patrón”, de “pequeño burgués”, el presidente está loco, y a este no le puedo decir que “tire la cadena” como le dije al otro cuando invadimos Punta del Este…”

“Sí -dijo Porro- “nos vamos al caño” como bien indicó Estaba Veleta”, y con aire pensativo se enjuagó las manos con nafta, poniendo su mejor cara de Poncio Pelotas, recordando con nostalgia las épocas gloriosas en que soñaba con los millone$ de Dólare$ de las ZAFAPS.

Mientras tanto, la Ministra Muñón reeditaba uno de su grandes éxitos de You-tube, bailando una suerte de polka lésbica en la inauguración de algo cultural (que como de eso no entiende nada y no tuvo tiempo de pedir que le escribieran un discurso), agarró por el lado de la bailanta para salir del (¿o dar el mal?) paso…

El Cdr. Austeri mientras tanto, protestó enérgicamente acerca de seguir el tratamiento, cuando su acupuntor de cabecera apareció con un mazo de agujas de tejer Nº 8, diciendo que si con eso y un “omelet” de aspirinas no se aliviaba del dolor de cabeza, le daba “pase a cirujano…”

Pero no todo eran pálidas, los de la ASEMAVIOVI (ASociación de EMpresarios AVIcolas OVIcolas), están encantados, porque esperan que siguiendo el ejemplo del agresivo “me chupo un güevo” del líder de los insurrectos, si sigue el conflicto, la demanda se irá a las nubes.

En una sorprendente sinanimidad (unanimidad menos uno), en el Parlanchín se votó que el Nº Uno “levantara” la “esencialidad”, y las sustituyera por la “poetcialidad” (en spray), para despejar el olor a “chamusquina” de los últimos acontecimientos, con el voto discorde de D’Amatto, en una jugada cholulo-presidencialista como para salir con foto en la portada del suplemento “Ablación”.

Del Nº Uno se sabe poco; las “fuentes habitualmente bien informadas” nunca informan nada, pero uno de los que manejan la reja del garaje en Suarez y Reyes señalaron que se lo ve “más incómodo que violinista con paperas…”, especialmente cuando mientras se entrenaba para “recular en chancletas”, se enteró que un fabricante de chorizos (el esposo de “La Coca”), tuvo que salir a salvar un niño de las taradeces burocrático-sexuales de sus colegas de la oncología monopólico-solidaria.

En definitiva, la pulseada para saber si manda el presidente o estamos en manos de las asambleas indocentes, quedó suspendida por el fin de semana, con grandes soponcios, agitaciones y rumores, que no esclarecieron nada porque en definitiva, el lunes con los liceos ocupados, el Ministro Porro a los abrazos con los desacatados y la esencialidad levantada, da toda la impresión que los desaforados protagonistas de esta triste historia, actuaron como el loco que al grito de “QUE SE PUDRA TODO…” desenchufó la heladera; el aroma es sugestivo….

Be the first to comment

Deja un comentario