Cesados

Por Germán Coutinho. Durante todos estos días mucho se ha hablado desde el Gobierno Departamental sobre los funcionarios de la Intendencia que han sido cesados.

Cuando hay una estrategia y no se dice la verdad y se lo hace con esa intención todo es una discusión sin fin, porque es imposible hacer el esfuerzo de convencer a alguien que sabe que no están diciendo la verdad. Y buscando los criterios que todavía desconocemos para algunos si, otros no y cesar 249 y en 50 días dar ingresos en forma directa a más de 100.

Por eso sigo creyendo que ir a la realidad es lo más importante. Saber que cada una de las personas que fueron cesadas tienen familia, tienen historias de vida, merecen un trabajo digno y el respeto de todos.

Hoy quiero hablar de algunos casos que fueron cesados y que son acusados de todo.

Es mentira que esas personas ingresaron en los últimos 6 meses.

Es mentira que son ingresos que se hicieron durante la transición.

Muchos de ellos trabajaron los 5 años, todos trabajaban y le pusieron el alma a la Intendencia. Con el trabajo y la dedicación de esos funcionarios cesados, con el equipo y con el resto de los funcionarios, se pudieron hacer las obras, se pudo desarrollar el departamento y se trabajó en los 14.000 km2 de Salto. Más allá que algunos, en estos últimos tiempos, quieran borrar todo el trabajo que se hizo durante 5 años de nuestra gestión. Más allá que algunos hayan decidido salir a hablar mal de nuestro departamento, porque ya están pensando en el 2020.

Dicen que despidieron “punteros políticos”… eso dicen. Solo les pido que cuando miren a ese grupo de personas, puedan ver la realidad.

A modo de ejemplo me permito contarles que están mirando a más de 120 mujeres, madres y muchas de ellas jefas de familia. En ese grupo estarán viendo, desde Viviana Laforia, joven humilde que tanto luchó por su Campo de Todos, como a Elis Yorio, a quien no conocía en el 2010 y después de ver su lucha, sola con su hijo autista, decidí darle un trabajo para ayudarla. O una de las funcionarias con su hijo con HIV SIDA que mejoró su calidad de vida ya que con su trabajo accedió a medicación importada porque Salud Pública no se la da. Y más casos como estos de madres sacrificadas que tienen hijos con distintas problemáticas dolorosas.

Cuando miren a ese grupo de personas, no dejen que les digan que son “punteros políticos”, porque no lo son. A muchos de ellos no los conocí hasta después que fui Intendente y por lo tanto, nunca les prometí nada. Pero como les decía, cuando miren a ese grupo de personas, ahí también encontrarán a Federico Dalmao, que su hermano fue Candidato a Alcalde por el Frente Amplio en Valentín y toda su familia lo acompañó. Federico ingresó cuando me enteré que el Alcalde del Frente Amplio, que era su padre, falleció en forma imprevista y él era su desvelo y su preocupación. Ese día llegué y le dije a su madre que quedara tranquila que la ayudaríamos en un momento tan difícil. Como pasó con otra cesada, Doris Rodríguez, que su esposo trabajaba en un taxi y lo asesinaron en forma cruel, ella había quedado sola con 5 hijos a su cargo.

¿Puntero político?, ¿Quién, David Fernández? A pico y pala y ni una falta en 4 años… una contadora joven que se mató trabajando y la cesaron para ingresar a otra en su lugar y no vi ningún llamado a concurso; así podría seguir y seguir, porque en cada uno hay un motivo por el cual ingresaron a trabajar. Y siguieron trabajando porque se lo fueron ganando con su esfuerzo.

Creo que todos nos merecemos ser únicos, que nadie nos debe meter en la bolsa de la generalización, porque cada uno tiene su vida propia, desde los profesionales que cumplieron y pusieron el alma, hasta quienes trabajaron en los sectores más difíciles de la Intendencia, todos tienen un por qué y estoy dispuesto a ir uno por uno. Me opongo a los insultos y a las acusaciones que han tenido que soportar.

Si me equivoqué, lo volvería a hacer, fueron decisiones que tomé y así lo hice, desde Yanelly De Vechi, que me solicitó trabajo en un momento difícil de su vida, como del propio Alejandrito Lanzieri, que tanto quise y admiré a su abuelo Pepe, o el propio hijo del inolvidable gremialista y murguista “Pololo” Brunetti, que hoy mantienen su trabajo y los designé yo.

Hoy están cesados funcionarios que tenían un trabajo digno y al cual se dedicaban. El actual Gobierno dijo que se lo mantendría y muchos de ellos hasta apoyaron la candidatura del actual Intendente. ¿Dijo o no dijo el actual Intendente en campaña electoral que si ganaban nadie perdería su trabajo? Sí, lo dijo, lo escribió y todo el material es público.

Ojalá la “excusa económica” se transforme en acción y hay muchas maneras de hacerlo y lograr que nadie en Salto salga castigado, pero para eso hay que trabajar y trabajar, pasar menos tiempo en los medios de comunicación y trabajar. Eso, tra-ba-jar.

Y si trabajan gana Salto y si gana Salto sin heridos, ganamos todos.

Be the first to comment

Deja un comentario