Borrando con el codo…

“(…) queremos dejar en claro que si la gente nos permite asumir la titularidad de la Intendencia de Salto como pretendemos, lo vamos a dejar en $ 6 (seis pesos). O sea que no le podrán decir a la gente que perderá este beneficio. Al contrario. Es una medida que la vamos a mantener junto a los beneficios que implica por ejemplo el apoyo con boletos gratis a jubilados y pensionistas entendiendo que aporta a la gente de bajos recursos, una situación que va con nuestra política de atención a los más desfavorecidos” (Parte de una editorial enviada por el entonces candidato a intendente del Frente Amplio Andrés Lima a los medios de prensa, y que recibimos en nuestro correo electrónico el 13 de febrero del corriente).

Por esas mismas fechas, Lima recorría los barrios hablando de un déficit de la intendencia de Salto cercana a los 2 mil millones de pesos, y ya con ese déficit según el FA, tanto para Lima como para Fonticiella era viable mantener el boleto a $6 como una política social más del FA.

Imagino la tranquilidad que habrá tenido Lima ya electo intendente tras enterarse que el déficit acumulado de la intendencia en realidad era de 700 millones y no de casi 2 mil millones como pensaba, según informó Carlos Broglio a la Junta Departamental en un llamado a sala concretado el pasado 4 de junio. Sin embargo, en las próximas horas el precio del boleto se incrementará en un 60%.

De todas formas Lima cumplió, mantuvo el precio del boleto a $6 durante los primeros 4 días de su mandato.

Be the first to comment

Deja un comentario