Apuntes sobre el apoyo popular al IMAE y sobre “todos y todas”

51.662. Pudieron haber sido más firmas, pero desde antes de comenzar a recolectarlas ya hubo quien se opuso y sacó declaraciones en contra, y promediando dicha campaña, comenzaron a llegar mensajes contradictorios del gobierno, haciendo creer un día que el IMAE había sido otorgado y al día siguiente nos encontrábamos con nuevas trabas.

Pudieron haber sido más firmas, a no dudarlo, pero con apenas estas más de 51 mil voluntades, me alcanza para fundamentar que detrás del proyecto del IMAE Cardiológico para Salto hay un sustento popular. La gente se apropió del IMAE y finalmente lo hizo suyo, por eso sabemos bien que llegado el caso, lo defenderá.

No porque la gente que firmó sea socia del Centro Médico, de FEMI o del Sanatorio Americano, sino porque la gente apostó a la vida y a la salud. Los temas económicos suelen pasar a un plano superfluo cuando de salvar la vida de un ser querido se trata. Y eso es lo que pensamos todos los que pusimos la firma.

***

VENDAS. Algún día se les caerá la venda de los ojos a quienes insisten desde una ideología anacrónica que todo lo privado es malo. Será cuando puedan ver que el gran salvataje del sistema médico privado se dio con este gobierno del Frente Amplio al crear el Sistema Nacional Integrado de Salud, que no ha sido otra cosa que financiar a costilla del contribuyente, el ingreso masivo al mutualismo privado, salvando así a aquellas empresas médicas en bancarrota y que hoy, gracias a una inyección de más de 800 millones de dólares anuales de rentas generales más lo que se recauda de forma compulsiva por el FONASA, gozan de buena salud.

Este gobierno, desde 2007 a la fecha, ha invertido más dinero en el salvataje del mutualismo privado que en el sostenimiento de la salud pública, en la cual ha invertido grandes sumas de dinero, es verdad, pero ha invertido mucho más dinero en el sector privado sin tener ninguna obligación constitucional de hacerlo.

Es hora que la izquierda tenga un sinceramiento en este tema, al menos en este.

***

CORRECTAMENTE. Si bien la Real Academia Española (RAE) se tomó su tiempo para darse cuenta de una barbaridad, terminó haciendo justicia con la locura de la deformación del idioma por una cuestión equivocada de género.

Es así que un informe de la RAE, llamado “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer”, critica las nuevas guías sobre lenguaje no sexista elaboradas en España por universidades, sindicatos o gobiernos regionales, que proponen, por ejemplo, usar palabras como “la ciudadanía” en lugar de “los ciudadanos” o “el profesorado” en lugar de “los profesores” para hablar de grupos compuestos por hombres y mujeres.

El autor del informe de la RAE, Ignacio Bosque, defiende que “el uso genérico del masculino para designar los dos sexos está muy asentado en el sistema gramatical” español y que no tiene sentido “forzar las estructuras lingüísticas”.

La RAE decidió ponerle, si no freno, al menos un límite a un modo de expresarse que considera artificial y derivado de la exposición pública. En un detallado informe, cuestiona con contundencia e ironía una serie de nueve guías gramaticales destinadas a “evitar el sexismo en el lenguaje”, como el famoso “todos y todas”, que hizo famoso la ex presidente Cristina Fernández de Kirschner y que en nuestras tierras, ha tenido un sinfín de seguidores malhablados.

Leonardo Silva Pinasco

Be the first to comment

Deja un comentario