Apuntes en borrador

FIDEICOMISOS. El jueves, la intendencia presentó a última hora de la tarde en la Junta Departamental un nuevo proyecto de fideicomiso para poder solventar los sueldos hasta que asuma el nuevo gobierno.

Lo distinto de lo que ha venido ocurriendo en los últimos meses es que en esta oportunidad los ediles del FA votarían favorablemente. Tan es así que por algunas observaciones realizadas por dicha bancada, el Ejecutivo departamental ordenó el retiro del proyecto para hacerle las correcciones solicitadas por el FA y en las próximas horas volverá a ser ingresado para su rápido tratamiento en el Legislativo.

Más allá del episodio electoral que pasó, y que fue determinante en la acción política de algunos dirigentes y autoridades partidarias, de un lado y del otro, algunas actitudes parecen cambiar. Es una lástima que no se haya pensado en algunas cosas antes, aunque lo que importa es que finalmente hasta el FA termina dándose cuenta que el fideicomiso no es más que una herramienta financiera puesta a la orden por el propio FA desde el gobierno central y que buen uso le han dado intendencias gobernadas también por el FA.

Así que ya hay consenso, fideicomiso no es mala palabra, lo malo en usarla seguramente sea el exceso.

***

¿COINCIDENCIA? En la edición de ayer de EL PUEBLO se publicó parte de la charla mantenida por la ministra de Turismo Liliam Kechichián en el Almuerzo de ADM, a través de las preguntas y respuestas del público que asistió.

Lo que la crónica no registró es que en la charla inicial al momento de referirse a políticas descentralizadoras aplicadas por su Ministerio, cuando tuvo que mencionar a Salto la ministra se ahogó de tal forma que no pudo continuar, siendo auxiliada rápidamente por el Canciller Nin Novoa quien le acercó su copa con agua, lo que se dice, un auténtico caballero.

***

¿Y EL MERCOSUR? La reciente visita del presidente uruguayo a su par brasilera tratando de reacomodar las relaciones bilaterales y la estrategia de comercio común, dejando de lado a los demás socios del MERCOSUR plantea alguna incertidumbre a este proyecto integrador regional que lleva ADN uruguayo.

No es prudente volver a las relaciones bilaterales, más allá de las circunstancias internas de cada país, cuando ahora tenemos esta herramienta fundamental que nos recuerda aquel principio antiquísimo de que la unión hace la fuerza.

Máxime cuando el gigante de Brasil tiene graves problemas económicos y sociales que abren la puerta a la incertidumbre. Otra interrogante enorme viene del lado de Argentina y de Venezuela, también socios mercosurianos.

Es importante barajar y dar de nuevo, buscar sumar nuevos socios y mantener esta herramienta fundamental con una orientación más comercial, sin descartar los otros aspectos que tienen que ver con discusiones culturales e ideológicas, que no hará otra cosa que fortalecer y enriquecer esta experiencia que pese al pasar de los años, parece seguir en pañales.

Leonardo Silva Pinasco.

Be the first to comment

Deja un comentario