Apuntes en Borrador

apuntesTRANSICIÓN. Se trata de un paso más en este proceso que está llegando a su fin para dar inicio a otra etapa en este constante devenir de la historia de nuestro departamento. Es así que como debía ser, cuando el poder cambia de manos en el departamento, es normal que se lleve a cabo una civilizada transición.

No otra cosa puede esperarse de quienes inspiran su trabajo en nuestro sistema democrático y republicano de gobierno. También es esperable que la transición que dio inicio formalmente el pasado viernes entre el intendente Manuel Barreiro y el intendente electo Andrés Lima, se encarrile por el buen relacionamiento que debe existir entre ambas figuras, una vez acalladas las pasiones que en algunos casos se vieron desbordadas durante la campaña electoral.

Cambia el gobierno junto al partido político que venía ejerciendo el poder en Salto, y el cambio de mando no debe significar para nadie -más allá de la legítima alegría que existe en los vencedores y la tristeza de quienes tienen que dejar el gobierno- un obstáculo o una carga sino un proceso normal donde todos los salteños, más allá de lo que hayamos votado el domingo 10, debemos respetar, apoyar y desear éxitos pues en cómo ejerzan el gobierno departamental muchos podrán mejorar su calidad de vida, pues ese es el objetivo de todo gobernante.

***

TRES MUJERES. Como primera conclusión que nos deja el resultado electoral, tras conocerse que Andrés Lima será el nuevo intendente de los salteños, está la noticia de que nuestro Departamento será el único que tenga el 100% de sus Representantes Nacionales del sexo femenino.

Es así que a las diputadas Manuela Mutti y Cecilia Eguiluz, ahora se suma Catalina Correa, quien asumirá la titularidad del cargo que dejará Lima para asumir así en el mes de julio el cargo de intendente. En ese sentido, Salto vuelve a ser noticia en el país, esta vez por una buena noticia.

***

DESPROLIJIDADES. Una vez terminado el 100% de los 272 circuitos escrutados por segunda vez, se nos ocurre decir que el escrutinio primario no fue tomado en serio por la mayoría de los responsables de las mesas receptoras de votos en Salto. Veamos, comparando entre el primer y segundo escrutinio.

El FA tuvo primero 39.213 y luego 39.525 (312 más); el PC 37.464 y luego 38.085 (621 más); el PN 5.557 y luego 5.574 (17 más); el Part. Independiente 697 y luego 713 (16 más) mientras que Asamblea Popular tuvo 148 y luego 156 (8 más). La diferencia muestra que entre los partidos políticos entre un conteo y otro recuperaron entre todos 974 votos que no habían sido contabilizados.

Es decir, más allá que al Partido Colorado no le habían contabilizado más de 600 votos y al FA más de 300, no hubo excepción, a todos los partidos le birlaron votos, y si me preguntan, no creo que haya existido por parte de los integrantes de las mesas receptoras de votos más alevosía que la de tener poco conocimiento del reglamento electoral y un apuro bárbaro por terminar con la tarea y marcharse a sus casas, lo que sería comprensible si no fuese porque se trata de asumir la responsabilidad que implica controlar un acto eleccionario.

Una vez más, algo falló y en este caso, todos los partidos se vieron damnificados. Es cierto, la historia no cambia, no se trata de eso, solo se trata de respetar el voto soberano de cada salteño que también implica una correcta representatividad en la Junta Departamental. De los debes que deberán seguir trabajando para el próximo acto eleccionario.

Be the first to comment

Deja un comentario