Apuntes en Borrador

apuntesVOX PÓPULI, vox dei. Es así y no hay vuelta de hoja. Una vez que habla el pueblo los gobernantes y quienes pretenden serlo deben obligatoria y respetuosamente escuchar y acatar.

Ayer el pueblo salteño se expresó, y antes de tener algún tipo de dato oficial a la hora de escribir nuestra columna, y más allá de cierta información extraoficial que recorre los medios, lo que queda ahora es aceptar su resultado, como buenos demócratas.

De todas formas, debemos sentirnos orgullosos por la forma en que una vez más el pueblo uruguayo (y el salteño en particular) se expresó a través de las urnas, demostrando nuestra cultura cívica y de profunda fe republicana y democrática.

Es por este camino que nuestra Carta Magna establece que una sociedad avance, no a través del grito ni de la intolerancia autoritaria que a alguien se le despertó producto del apasionamiento electoral del momento. En Democracia no es el que alza su voz el que tiene razón, es el pueblo que silenciosamente termina siempre votando a conciencia y con conocimiento de causa el que utiliza esta herramienta fenomenal, como sin duda es su voto.

***
JORNADA EJEMPLAR. Así podemos afirmarlo, más allá de las escaramuzas normales que suele haber en este tipo de jornada eleccionaria, lo que no es otra cosa que parte del folklore que suele repetirse cada cinco años.

Por ejemplo, que desaparezcan o rompan listas, que se peleen algunos delegados de un partido con quienes llevan gente a votar de otro partido, alguno que aprovecha y sube un poco el volumen de la radio con propaganda afín a su sector, y un enorme etcétera.

Salvo eso, que insisto, es parte del folklore nuestro de cada elección, Uruguay (y Salto en particular) sigue siendo ejemplo en la comunidad internacional.

***

ANÉCDOTAS. Los vehículos embanderados con los colores partidarios le dieron un toque distintivo al Día de la Madre, que abatieron en parte el gris y húmedo inicio de la jornada.

Se vieron vehículos embanderados esencialmente con los colores rojos (o colorados) y las banderas tricolores (frenteamplistas), lo que casi no se vio fue el color blanco en las banderas de los vehículos (Partido Nacional), ni el violeta (Partido Independiente). No decimos que no hubiesen estado, lo que digo es que no se los vio, que es cosa distinta.

Por otro lado, hay quienes intentaron atar a alguna cábala el comienzo lluvioso de la mañana de ayer, lo que se fue de bruces al mediodía cuando salió el sol y la gente se quedó con el paraguas en una mano y la bandera en la otra…

Be the first to comment

Deja un comentario