Apuntes en borrador

apuntes¿EMERGENCIA INOCUA? Tras declarar a Salto en alerta sanitaria por la alta probabilidad de contagiarnos de cuanta enfermedad pulule por ahí, tanto la traída por la inundación como por los mosquitos, era obvio que despertaría el alerta en la gente.

Inmediatamente que el tema fue puesto por los medios masivos de comunicación capitalinos, mis padres, que hoy viven en Montevideo, me llamaron alarmados y con algo de miedo tras escuchar atentamente lo que decían los informativos porque existía peligro (sic) que nos enfermemos.

Tras calmarlos, intenté observar por encima del hombro y noté que efectivamente se generó cierta paranoia. Siete años atrás fue por el dengue, hoy por la leishmaniasis.

¿Esto afectó de alguna manera la llegada de turistas a Salto? Veamos. Esta semana que pasó estuve unos días en termas del Arapey, donde la noticia es que no hay mosquitos y casi tampoco turistas. Con mi familia vamos siempre en enero a las termas del norte, es la primera vez que había poca gente. Grabé un video que muestra lo que fue el jueves a las 11 de la noche en pleno centro, parecía un pueblo fantasma.

Nos encontramos con una familia amiga, quienes nos comentaron que habían conseguido una reserva pocos días antes de viajar. Había vacantes cuando siempre había que reservar alojamiento con al menos dos meses de anticipación.

¿Quién pudo pensar que declarar a Salto en estado de emergencia sanitaria por seis meses iba a pasar inadvertido para los potenciales turistas? Pasamos a ser radiactivos para algunos, esperemos que la mala fama desaparezca más rápido que en Chernobyl.

Ya nos pasó lo mismo con la falsa alarma que desde el Ministerio de Salud Pública se lanzó hace unos años sobre el dengue autóctono en Salto, que tuvo que venir María Julia a visitar nuestras termas para demostrar que se habían equivocado y que no existía ningún riesgo.

No digo que hoy no haya riesgo en Salto con lo de la leishmaniasis, digo que se debe ser más cauto y responsable a la hora de tomar ciertas decisiones desde el gobierno, porque además, las que tuvieron que tomarse hace algunos años cuando fueron advertidos por los veterinarios de aquí y de allá, nunca se tomaron. Con declaraciones rimbombantes y alarmistas no se resuelve el problema, se agrava.

***

UNIDAD. Ya lo escribimos el pasado jueves en nuestra columna de opinión, de los problemas que hoy tiene nuestra sociedad, los que nos llegan y los que provocamos, se sale con una sociedad unida, donde todos los partidos políticos coordinen y trabajen juntos.

No es momento de chicanas de ningún lado, ni desde el oficialismo que pueda creerse que se las sabe todas o desde la oposición, por pensar lo mismo.

Leonardo Silva Pinasco

Be the first to comment

Deja un comentario