Apuntes en borrador

NO HUBO ambiente de fiesta. Fue una navidad distinta, sobre todo para aquellas miles de familias, entre uruguayas y argentinas, que debieron ser evacuadas por la crecida del río Uruguay. En general, fue una sensación de ahogo que todos sentimos al ver los rostros de vecinos que debieron irse resignados de sus casas; otros, se quedaron y aguantaron, aún rodeados de agua; otros acamparon lo más cerca que pudieron para permanecer en una permanente vigilia para no ser visitados por los amigos de lo ajeno, que en algunos casos, tuvieron una zafra excepcional.

En definitiva, fue una fiesta rara, que segura y lamentablemente se repetirá en unos días cuando llegue el año nuevo, pues aunque baje el agua, las casas que fueron inundadas no son habitables inmediatamente, debiendo pasar por un proceso de desinfección.

Este fin de año terminó padeciendo unas fiestas poco tradicionales, pero como hemos dicho en más de una vez, no se puede con la fuerza de la naturaleza, a lo sumo se puede trabajar en la contención de los daños o prever y adaptarse a próximas situaciones similares, que a estar por los cambios climáticos globales que estamos teniendo, esto que nos pasó comenzará a ser moneda corriente, más de lo que pensamos.

***

ESTUVO en la vecina orilla el presidente Mauricio Macri junto a su esposa. El día anterior también se había hecho presente la vicepresidente Gabriela Michetti. Es decir, con pocas horas de diferencia estuvo en la vecina ciudad de Concordia la plana mayor del gobierno argentino mostrando su preocupación y solidaridad con los miles de concordienses evacuados por la histórica inundación.

Mientras tanto en Uruguay…

***

CARNAVAL. El debate se dio en Montevideo (parece que en Salto estaría resuelto) por si el carnaval debía contemplar la política inclusiva del gobierno en materia de elección de su reina y vices.

Sin la intención de frivolizar el nivel del debate, que tiene aspectos dignos de ser destacados y compartibles, ¿somos conscientes que con todos los problemas que hay en el país perdimos algunos días para debatir esto?

Mientras tanto, el carnaval salteño con su comisión organizadora formada, ya ha tomado algunas decisiones importantes. El desfile de carnaval será el último sábado del mes de enero y prácticamente con las mismas características del carnaval del gobierno anterior tan cuestionadas por la izquierda popular y carnavalera salteña (es decir, con calles cerradas con entradas “impopulares”, etc.). Además, ahora las murgas desfilarán, seguramente como protesta del gobierno anterior y otras locuras sin sentido… si de contradicciones hablamos, seguramente pronto declaren a Salto su capital.

Leonardo Silva Pinasco

Be the first to comment

Deja un comentario