Alguno era comunista (versión personal y uruguaya)

esteban valentiPor Esteban Valenti. El gran intelectual y actor italiano, Giorgio Gaber escribió y actuó una pieza que tuvo gran impacto, “Qualcuno era comunista”. Ese texto además de la referencia internacional, es profundamente italiano.

Sin pretender aproximarme a esa genialidad, quiero aportar mi visión uruguaya y personal. Porque aquí también “alguno era comunista”. No me cuesta mucho hacer esto, porque la prensa y algunos políticos, me recuerdan en forma permanente que yo soy un ex comunista, creen ofenderme.

Aquí voy:

Alguno era comunista a los 14 años aunque su familia era profundamente reaccionaria y anticomunista.

Alguno era comunista porque lo conmovieron los barbudos desafiando al imperio. Y triunfando.

Alguno era comunista porque los liceos eran un hervidero de ideas y pasiones.

Alguno era comunista porque sus amigos eran comunistas y sus enemigos fachos.

Alguno era comunista por Walter Sanseviero, Pepe Massera, Soledad Barret y porque éramos una gran familia. Y por Nibia Sabalsagaray.

Alguno era comunista por los mártires estudiantiles, los nuestros y los de todos.

Alguno era comunista por las guardias en el local, las pegatinas, la autodefensa y las charlas de café.

Alguno era comunista por las camisas rojas o a pesar de las camisas rojas.

Alguno era comunista porque ser cobarde no estaba en los estatutos.

Alguno era comunista porque cantaba la Internacional, Bella Ciao, el Quinto Regimiento a pleno pulmón.

Alguno era comunista porque los relámpagos no estaban en el cielo, sino en las esquinas.

Alguno era comunista porque los milicos pegaban, apaleaban gaseaban y mataban.

Alguno era comunista porque hablaba de táctica, estrategia y de ideología y tenía 15 años.

Alguna era comunista por Marcos Ana, Julian Grimau, Julius Fucik…

Alguno era comunista porque estaba seguro de encontrar a la compañera de su vida y porque hacer el amor al borde del peligro no se compara con nada.

Alguno era comunista por Arismendi, por Jaime, por Enrique Rodríguez, por José Luis Massera, por Gerardo Cuesta, por Chicha Ibarburu…

Alguno era comunista porque la Revolución de Octubre no había sido un accidente.

Alguno era comunista porque leía todo lo que le caía en las manos, Marx, Engels, Lénin, el Che….García Máquez, Cortazar, Onetti, Vargas Llosa, Ostroski, Sartre… y algunos manuales que mejor olvidar.

Alguno era comunista por Zitarrosa, por Athaualpa del Cioppo, por Ettore Scola, por Pier Paolo Passolini…

Alguno era comunista por Paul Eluardh, Picasso, Pablo Cassals (que nunca fue comunista), Vittorio De Sica, Mikis Theodorakis…

Alguno era comunista porque militar no era un sacrificio, era una pasión.

Alguno era comunista porque había que hacer por los seres humanos algo más que amarlos, como dijo el Paco Espínola.

Alguno era comunista porque alguien tenía que hacerse responsable del movimiento contra aventureros varios.

Alguno era comunista porque hablaba contra el sectarismo pero se sentía parte de la vanguardia.

Alguno era comunista porque la revolución sería armada pero con las masas.

Alguno era comunista, porque la mancha roja se extendía por el mapa del mundo.

Alguno era comunista porque siempre quedaba el recurso de citar a Gramsci para una interpretación más latina y menos alemana o rusa.

Alguno era comunista porque de esa manera era muy difícil sentirse solo.

Alguno era comunista porque trabajaba en una fábrica casi desde niño. Y la amaba.

Alguno era comunista porque había sido católico y ahora necesitaba otro dios.

Alguno era comunista porque vendía El Popular, en La Teja, en Isla Mala, en la puerta del Anglo y en un barrio de Melo y no le importaban las peleas ni los insultos.

Alguno era comunista porque se ilusionaba que el poder no los iba a afectar ni corromper.

Alguno era comunista porque en Uruguay teníamos los dos partidos de derecha más viejos y aferrados al poder de todo el planeta.

Alguno era comunista porque odiaba las invasiones y la prepotencia norteamericana.

Alguno era comunista por Ho Chi Min y los vietcong.

Alguno era comunista porque no soportaba que el hombre fuera el lobo del hombre y de la mujer.

Alguno era comunista desde el pensamiento, a veces desde el corazón y la piel y siempre desde su propia vida.

Alguno era comunista porque cuando las papas quemaban, daba vergüenza no estar allí.

Alguno era comunista porque era del Casmu o de la Midu, iba al Galpón, a Cinemateca y llamaba a un plomero compañero. Aunque el caño siguiera goteando.

Alguno era comunista porque nos hacíamos una autocrítica pero nos sentíamos infalibles.

Alguno era comunista porque le gustaba sentirse diferente y afrontar lo que viniera.

Alguno era comunista a pesar de los tanques en Praga y el muro de Berlín. Y los defendía.

Alguno era comunista por Moscú, Stalingrado, Leningrado, Kursk-Oriol, Berlín, el ejército rojo, los partisanos, los maquís…

Alguno era comunista a pesar de Stalin y tener que deglutirse la enorme ostia del XX Congreso del PCUS

Alguna era comunista a pesar de Breshnev.

Alguno era comunista a pesar de todo porque no quería renunciar a su historia y asumir esa gran derrota. ¿Y ahora?

Ahora cada persona, esa mínima y fundamental molécula de la humanidad, del movimiento popular, de la revolución, afronta su vida y su derrota como puede, muchas veces rodeado del odio de los que fueron sus camaradas. Y sigue viviendo y tratando de pensar y luchar pero sin poder volar.

Video de Giorgio Gaber “qualcuno era comunista”:

Y como yapa el  video: Soy comunista, una joyita…

Be the first to comment

Deja un comentario