97 cumpleaños de Wilson

juan raul ferreiraPor Juan Raúl Ferreira. Escribo estos recuerdos en condiciones difíciles. Hace ya algunos días estoy internado preparándome para una cirugía que se levará a cabo el viernes. Hasta desde el punto de vista práctico es difícil, por ejemplo escribir con una vía en una mano.

Pero las emociones que hoy evoco son, seguramente, más fuertes que las condiciones físicas en que debo plasmarlas en mi nota.

El 28 de enero era el cumpleaños del viejo y así fue celebrado como lo recuerdo desde mi niñez. Pasó a dejar de pertenecerle a la familia en los años 72 y 73 en que se volvió una jornada partidaria. En el año 72 a esta altura del año post electoral, los números de la Corte Electoral no cerraban, el Partido Nacional había impugnado varios circuitos, varios votos emitidos habían aparecido. En estas condiciones, con la juventud hiper movilizada, por las calles con las banderas desplegadas, el 28 de enero era algo especial. Todo el día la esquina de Av. Brasil y la Rambla estuvo cerrada al tránsito. Caravanas de autos, delegaciones del interior… y esa tardecita se congregó una multitud impresionante para tiempos post electorales. Hoy no se ve esa cantidad de gente ni una semana antes de las elecciones.

Wilson salió al balcón del primer piso, del edificio en el que vivía (en rigor en el 7o.) de la familia Amorín Zorrilla, todo embanderado siempre, a tal punto que mucha gente llegó a creer que ese era su departamento en el edificio ya que usaba ese balcón frecuentemente. Hasta semanas después hubo un atentado contra aquel balcón desde donde Wilson solía salir a saludar la multitud. De repente en el horizonte se divisan: policía a caballo, carros lanza agua y camiones celulares (a los que en aquella época llamábamos guanacos y roperos). Comenzó la represión a un festejo de cumpleaños…. Para “mantener el orden” . Y todavía se insiste conque había una democracia perfecta que tuvieron que defender con el Golpe de Estado los dictadores, para combatir la subversión. En aquel tiempo subversión era por ejemplo disolver a golpes un festejo del cumple del candidato hasta ese momento más votado de la historia.

Yo fui preso. Acababa de cumplir 19. El viejo fue a hablar con el jefe del operativo y fue volteado al piso por un camión guanaco. De ahí en más su fecha dejó de pertenecer a la familia.

El 28 de enero siguiente, con Bordaberry ya en el poder, se repitió la hazaña. La gente entonces se sentía motivada para movilizarse.

Luego vino el golpe.

Desde entonces el Partido Nacional reivindicaba una fecha a cuya celebración convocaba poco a poco, pero cada ves más, a gente del otros Partidos. En el 74 fue una Misa en San Juan Bautista de Pocitos. Terminamos todos presos incluyendo el Cura. El solidario padre Rivas , cura párroco, que no era blanco, era del Frente, pero cura y preso por celebrar Misa. Todos en un “Ropero” tres días en cana.

Al año siguiente, una cena en Quibón. Recuerdo en la mesa principal a Carlos Julio a José Claudio Williman y Juan Pablo Terra del PDC. Todos presos. Después yo ya no estuve, pero aún en los años más difíciles, el 28 de enero se seguía conmemorando. Un año simplemente desde las casas anónimamente se lanzaron globos con gas azules y blancos. Desde el exilio cada 28 de enero esperábamos que sorpresa nos depararía la imaginación popular.

Al regreso solo pudo celebrar cuatro. El último fue inolvidable. Está narrado en mi libro Tocando el Cielo, que se puede leer en mi pagina web.

Este año, el festejo es muy lindo. Cuánto siento no poder estar!!!

En su pueblo natal de Nico-Pérez, la casa donde nació, se trasformará en el verdadero Centro Cívico de la Ciudad. El MEC y la Intendencia de Lavalleja firmarán un comodato para que culminadas las obras, la Alcaldía y dependencias públicas de servicio al ciudadano funcionen allí. En una sala se recordará al consultorio de mi abuelo quizás en el mismo lugar donde nació Wilson hace 97 años. Tengo varias cosas que iba a llevar para donar, instrumentos quirúrgicos de mi abuelo… Otra vez será. He enviada una nota disculpándome, pero no me conformo. Cuántos recuerdos juntos y cuánta señal linda de futuro. Allí mismo en un pueblo con tanta historia.

Que la titular del MEC María Julia Muñoz la Intendenta de Lavalleja, Adriana Peña, sean de partidos distintos no deja de tener su enorme significación, en la fecha que se celebra y en la semilla que se siembra.

Be the first to comment

Deja un comentario